UNA FUSIÓN PERFECTA

CALAVERA GANADORA DEL CONCURSO
noviembre 6, 2015
“LUTO EN EL CORAZON”
noviembre 6, 2015

Es una cosa verdaderamente sorprendente, cuando las energías del firmamento se alinean de tal forma que todas las cosas se acomodan para que se dé el instante propicio para que las almas y los cuerpos, encuentren el punto exacto en el cual se acomoden en una línea perfecta las energías de los amantes para lanzarse en la búsqueda del momento propicio para una fusión perfecta; cobijados por la bendita obscuridad, con la grandiosa armonía de las dulces voces del apacible céfiro, cuando las palabras no son necesarias para expresarse los profundos anhelos que la diáfana alma guarda, porque se olvidan las penas y sinsabores de la dura existencia para permitir el embone de los sentimientos y emociones que son la antesala perfecta para ir en pos de una entrega sin reservas, en las que se transponen los marcos de las cosas baladíes para adentrarse en ese mundo mágico donde no hay espacio para experiencias rutinarias, solamente los seres en una bella contienda amorosa, disfrutan de los pequeños jirones de dicha que los dioses les otorgan a los seres humanos para darles una probadita de las mieles cuando se logra alcanzar ese momento mágico en que se llega a la plenitud de la entrega, sin que nada interfiera porque el encuentro cobijado por todas las cosas de la naturaleza, envuelve esos lapsos grandiosos de felicidad en donde solamente el hermoso silencio es roto por los suspiros que son los únicos que de cuando en cuando rasgan el intangible silencio para dirigirse hacia las almas de los amantes, los cuales sienten en sus hondas entrañas, esos amorosos disparos que son como bálsamos que baña el alma, conduciéndolos hacia los profundos vericuetos donde se encuentran las fuentes sagradas de la grandiosa dicha que derrama sobre los interfectos una enorme paz, que los transporta a las grandiosas esferas de la armonía universal. Cuántas cosas suceden en un pequeño momento cuando por obra del misterioso universo los espíritus se unen en una maravillosa conjunción en la que los mundos rutinarios, quedan separados de las mentes porque trascienden en la eternidad para ir a beber ese elíxir maravilloso, que los purifica de tal modo que se convierte la vida en otro excelso camino, en el cual se hacen adictos a ese olor que se despide cuando se logra encontrar el punto exacto, en el que los seres se trasportan a ese sagrado mundo donde solamente pueden asomarse por breves instantes, para probar muy tenuemente los grandiosos goces que los benditos arcanos guardan celosamente para darlos como premio a quienes con paciencia y amor logran brincar las barreras de la existencia mundana, para alcanzar las diminutas probaditas de la prohibida fuente que solamente está permitida a las grandes deidades. Seguimos gozando del dulce contenido poético del libro “Tierra Zacatecana”, publicado en 1999 de la colección Escritores Jerezanos, un poema para olvidarnos del mundanal ruido y dedicarnos a perseguir las mieles del amor, compartan esta bella pieza literaria para que los invada su mágico sopor. Con respeto disfrutemos de estos días de reflexión, visitando a nuestros deudos.      

CONJUNCIÓN DE ALMAS

En las nocturnas entregas,
entre susurros del viento,
cuando las palabras sobran
y los suspiros recobran
agudez de fina saeta
que perfora el sentimiento,
desnudando alma discreta,
olvídanse duras bregas
para una fusión perfecta,

Los perfumes enervantes
de las rosas y jazmines,
penetran por los rincones,
saturando corazones,
son conjuro sus aromas
en que se pierden confines,
con el olor de sus pomas,
se cobijan los amantes
entre floridas redomas.

El obscuro manto brilla
con su aderezo de perlas,
iluminando gozosos
la unción de cosas grandiosas,
que sólo dioses bendicen
y nadie podrá tenerlas,
aunque el alma profundicen
porque de envidia la astilla…
la dicha ajena maldicen.

En los amorosos besos
se transmiten las parejas,
el secreto de la entraña
con el te quiero acompaña,
y de la piel su tibieza
entre sedosas guedejas,
brota espontánea terneza
como plegaria de rezos,
que da al afecto firmeza.

Ante la noche plateada,
en dulce éxtasis la entrega,
la conjunción de dos almas,
buscando las sendas calmas
y al roce de tibias pieles
el toque eléctrico llega,
con las caricias, las mieles
de la pasión alborada,
se desboca por sus rieles.

Entre bellas emociones
y acelerados suspiros,
los sinceros juramentos
que avalan hondos alientos,
lenta dicha va fluyendo
dando a conciencia otros giros,
así el amor diluyendo
el temor de las traiciones
mientras… va noche muriendo.

Jaime García García.