“VISITA DE MI MADRE MUERTA”

FELICITACIÓN
julio 16, 2015
LAS ANDANZAS DEL AMOR
julio 16, 2015

Desde hace siete años exactamente, no dejo de hacerme la misma pegunta… ¿Por qué tuviste que irte? Pregunta que nunca había tenido respuesta hasta el día de hoy, pasando por días muy difíciles y con un agobio muy grande en mi corazón me quede dormida repitiendo esa misma pregunta…con sobresalto desperté el día de hoy buscando a mi madre con una desesperación profunda recordando que se sentó a los pies de mi cama y me dijo:
Hija mía…ya no sufras ni estés triste pensando en mí, realmente me encuentro en un lugar maravilloso, soy feliz y me encuentro en paz, pero necesito que quites esa tristeza de tu corazón y esa obscuridad de tu pensamiento.
Es difícil explicarte como me siento, solo puedo decirte que el sol es radiante y las nubes reflejan una luz especial, que necesito que estés bien para estar completamente en paz, Dios me dio la oportunidad de venir a contestarte una pregunta que constantemente le haces ¿Por qué tuve que irme?
Todos tenemos un ciclo de vida en esta tierra y el mío llego a su fin y eso debes de entenderlo, estuve  63 años al lado de tu padre, hermanos, nietos y a tu lado y fui muy feliz, ahora me toca estar con Dios y eso regocija mi alma.
Nunca los voy a abandonar, siempre que me necesites cierra tus ojos y podrás sentirme junto a ti, siempre te escucho así que platícame desde el fondo de tu alma, siempre que mires al cielo piensa que estoy hay en lugarcito con esa sonrisa en mi rostro que tanto te gusta, por favor hija mía no quiero que estés triste yo estoy bien.
Tengo que irme, pero te recuerdo que puedes verme siempre en cada acto de amor.
No dejes que tus lágrimas te impidan ver las estrellas, no cierres tu alma y no te dejes apagar, cuando tu más sonríes, más brillo yo, y cuando tu estas sufriendo siempre estoy a tu lado abrazándote. 
Sé que me extrañas, pero no quiero que pienses en cuando me fui, mejor aférrate a los recuerdos de cuando estuve y de todo lo hermoso que vivimos, esos momentos jamás los vamos a olvidar.
Hoy te digo adiós y te pido que no me busques en todas partes porque no es necesario, yo estoy aquí cerquita de tu corazón velando y orando por ti siempre, jamás me iré de tu lado mientras me recuerdes.
Me dio un beso y me dijo sigue durmiendo, descansa todo estará bien…sé que no fue un sueño, se que mi madre vino a consolar este corazón roto desde su partida, voy a ser fuerte y tratar de que ella descanse en paz, que mi dolor no sea un impedimento para que ella goce de esa paz que se merece.
Todos los que han perdido a un ser tan maravilloso como lo fue mi madre MA. DE LA LUZ SALAS BERMUDEZ entenderán lo que es vivir con la mitad de un corazón y que esta mitad este en pedazos.