DESDE LA HORA DE NACER

VIII Juegos Florales Ramón López Velarde
junio 18, 2015
ALGO MÁS QUE PALABRAS 14/06/2015
junio 18, 2015

Desde tiempos ancestrales la llegada y partida de un ser humano siempre han estado asociadas con el llanto, es que cuando nace un niño el darle su nalgada para que sea la señal de que está vivo y además ese llorido nos manifiesta que ha sido expulsado del vientre de la madre y que se prepare para enfrentar la nueva realidad que se le presenta, las lágrimas con sus grito enternecedor es la forma de decirle a los padres y familiares que ha llegado al mundo con las suficientes condiciones para formar parte de este mundo, aunque ello implique que tendrá que vencer desde ese momento un sin número de dificultades para irse desarrollando e ir aprendiendo todas las formas posibles para adaptarse e ese medio hostil; pero con los cuidados de los padres y demás familiares que le rodean logrará sobreponerse a las mil adversidades para conforme vaya desarrollándose, pasar a formar parte del grupo humano en que le tocó vivir su destino porque cada persona debe cumplir el recorrido de la vereda ya marcada, la cual solamente esa entidad tendrá que transitar y lo que le toca gozar o padecer porque este maravilloso proyecto de los seres humanos regido por la sabiduría de los grandes arcanos, es en verdad algo asombroso debido a que somos una maquinaria perfecta que tiene todo para desarrollarse en todos los sentidos, puesto que estamos programados para un determinado tiempo y que según el trato que le demos a esta conformación asombrosa que tiene su perfecta unión con el cosmos de tal manera que si sus facultades son debidamente trabajadas, puede escudriñar en los maravillosos secretos de esta descomunal creación, pero si por lo contrario se dedica a acelerar el desgaste de su increíble cuerpo terminará muy pronto con su existencia; del otro extremo de la vida llamada muerte también podemos decir que se despide siempre a una persona con la significación del llanto, es decir la gran tristeza por la partida de un ser querido que ya no estará con nosotros puesto que ha llegado a su fin y esa maquinaria llegó a su último día de trabajo para terminar ye sea en cenizas o fundirse con la misma tierra para desaparecer por siempre. Seguimos con el contenido de “Tierra Zacatecana” , libro publicado en 1999 dentro de la colección Escritores jerezanos. Que disfruten este reflexivo poema y lo compartan. Felicidades al matrimonio formado por Marco Alonso García Romero y Elvira Carrillo Sosa por la llegada de su primogénito. Felicitaciones a todos los papás. Aquí se cumple lo del poema nuestras condolencias a la familia García Treto por la pérdida de su señor padre. Nos leemos la próxima. 

MORIMOS LENTAMENTE

Lentamente voy muriendo,
despacio que estoy sintiendo,
sin inmutarme mirando
como yo sigo enfilando
hasta la tumba siguiendo,
tan despacio caminando.

Lentamente transitamos,
en la vida todos vamos
de la mano con la muerte,
aunque es una triste suerte,
jamás de ella nos libramos
al unirnos lazo fuerte.

Lentamente que no hay prisa,
aunque se muestre sonrisa,
va cambiando nuestro ser
sin notar ni comprender,
sabiendo que se realiza
desde la hora de nacer.

Lentamente va la vida,
nos lleva a final partida
con mano gentil y suave,
a dónde vamos se sabe,
hacia la parca temida
que es un misterio su clave.

Lentamente agonizamos,
no importa lo que dejamos
al momento de partir,
ni influencia hará conseguir
que sin remedio partamos,
al instante de morir.

Así morimos cada día,
desde que engendró María
a quien vino a redimirnos
y sabiamente decirnos,
en bíblica profecía:
nacer, crecer y morirnos.

Cada día yo me muero,
antes de acabar yo quiero
confesar a todo el mundo,
algo tan hondo y profundo
que no lo compra el dinero,
el ser imperecedero.

La muerte es una constante:
madre, novia, esposa y amante,
que sin conocer su faz
en lucha noble y tenaz…
siempre ella sale triunfante
y no en victoria falaz.

Todo aquel que ya murió,
como un cuadro se borró,
cual esbozo de pintor
buscando rasgo mejor,
que nueva idea generó
en la mente del Creador.

Llanto anuncia nacimiento,
lo mismo fallecimiento,
felicidad y alegría,
logro del triunfo algún día,
mostrar bello sentimiento,
alcanzar algo a porfía.

Jaime García García.