C O N C I E R TO D E A R O M A S Y T R I N O S

LA DOROTEA
mayo 10, 2015
Eres lo que comes
mayo 10, 2015

Como dice el refrán después de la obscuridad viene la luz, esto a referencia de que luego del entorno gris del invierno en que parece que nuestro hermoso planeta  se viste de luto por lo triste de los paisajes, con la llegada de los cálidos rayos del sol esta benigna tierra se prepara para cambiar de ropaje y estrenar nuevo vestido, un atuendo de mil colores porque esa gama de tonalidades que semejan un arco iris, que nos ciega la vista; ya que están disímbola la combinación de matices que nuestra vista se inunda con esas alfombras multicolores, pero no solamente eso esta etapa maravillosa en que la vida vuelve a renacer  porque no nada más en las plantas se nota la fuerza de la creación si no que también en los seres vivos, se presenta ese efluvio de energía que se encamina hacia la maravillosa fórmula de la reproducción porque empiezan los organismos a sentir que les inunda esa fuerza asombrosa en el interior de sus organismos, por lo cual son empujados a encontrar una hembra para realizar el apareamiento y por consiguiente; se logra la multiplicación de las especies, en esta época tan increíble el verdor cubre la faz de la tierra y por ende aparecen las grandes alfombras en su multiplicidad de colores, todo es nuevos brotes dentro de la flora silvestre y también en los jardines y los hogares se hace presente la primavera con esos enervantes olores de los búcaros de flores que en las áreas verdes de los pueblos y los huertos de las casas, enervan el ambiente y nos bañan con esos perfumes tan atrayentes; además en esta bella estación la especie humana se siente invadida por esa bendita energía que llega hasta las profundas entrañas, desatando en el llamado género humano un torrente de esa fuerza bendita otorgada por los dioses que no es otra cosa que el amor que transforma a las criaturas de tal manera que las vuelve más sensibles, más solidarias y con una gran empatía que tiene como objetivo buscar su otro yo para derramar sobre esa persona un caudal de bendito amor. Bendita primavera que haces renacer la vida cada año por eso gracias a ello, el amor se desparrama por este bendito suelo. Seguimos disfrutando de el libro “Tierra Zacatecana” publicado en 1999. Disfruten este bello poema. Felicidades a todos los niños y a todas las madres.                                         

P R I M A V E R A

Un cambio tan repentino
en el color del follaje,
del ave su alegre trino,
el árbol nuevo ropaje.

Alfombra de mil colores
cubriendo toda la tierra,
aroma de tantas flores
que ni el viento las encierra.

Seres de distintas formas
de tamaños diferentes,
rigen su vida otras normas,
debido a rayos candentes.

Se gesta en todo l entorno
la creación de mil maneras,
que semeja gran retorno
de aquellas ninfas primeras.

Gran lozanía y frescor
se respira en el ambiente,
la tierra absorbe calor
para esperar la simiente.

Mostrándose algarabía
en todos los seres vivos,
el canto con alegría,
hasta en los que están cautivos.

En sinfonía magistral
se mezclan tantos sonidos,
cual un coro celestial,
deleitando los sentidos.

Tiempo en que todo florece,
también el bendito amor,
los sentidos enardece,
mostrando el alma calor.

Siendo la estación más bella
por su manto tan hermoso,
sólo armonía no querella,
rige a este lapso grandioso.

Primavera es lozanía,
engendrar y gestación,
son renuevos cada día
como explosiva pasión.

Verde en distintos matices
con fragancias enervantes,
curación de cicatrices
de pasiones lacerantes.

Con la fuerza del vigor,
flora y fauna pronto crecen,
todo gracias al Creador
nacen, crecen y fenecen.

Estación en que los dioses
muestran su benevolencia,
al hombre dan estos goces
para que obtenga sapiencia.

La primavera es poesía,
efluvio como torrente,
en los poros la alegría
con un ímpetu vehemente.

Jaime García García.