L A N O B L E Z A Y D O N O S U R A

Jessica Triana sera la reina de la feria de primavera Jerez 2015
abril 12, 2015
DESNUDANDO A LA SALUD
abril 12, 2015

Para que caminara a la vera en la senda de su destino, Dios le dio al solitario hombre  una antorcha para iluminarle el camino, pero no fue cualquier luz común y corriente si no que le regaló un  divino farol  que le alumbrara en las sinuosidades del camino; algo hecho con todas las bondades que solamente un ser superior puede otorgar para beneplácito de aquella criatura que se encontraba agobiada por la soledad, para que los días de su triste existencia fueran iluminados, después de regresar de la dura brega cotidiana para que al lado de esta creación maravillosa tuviera un remanso de paz. De esta forma la esperanza de un mejor mañana le fue dado para que gozara juntamente con el grandioso vergel que era esta sin igual tierra, con las plegarias del agradecimiento el humano cada día le oraba dando las gracias por ese sagrado milagro que le había venido a sacar del ostracismo en que se había sumido. De esta manera extraordinaria es que la mujer llega a darle apoyo al primer hombre sobre este sin igual planeta, así se cumple con el deseo del Creador de proporcionarle la otra mitad de su ser que le hacía falta para que como lo había dicho fuera feliz en el paraíso que había creado para que vivera tranquilo y sin ambicionar otras cosas, en verdad que había sido un regalo maravilloso al tener una compañera que le aligerara su estancia en ese bello lugar;  pero esa creación fue algo inigualable porque una criatura tan perfecta causó la felicidad de este primitivo hombre porque es un ser por dentro y por fuera con toda la perfección, con todos encantos y los atributos que son imposibles de encontrar juntos, ella la compañera que para siempre estaría a su lado, se esforzó por prodigarle amor y cuidados que solamente una madre puede regalar así que se convirtió en la reina del hogar que siempre estaba dispuesta a complacerle en sus deseos, sueños y anhelos. Para todas las divinas mujeres que ahora se desenvuelven en los diferentes ámbitos de la vida, pero aún así siguen siendo la dulzura y el apoyo en la vida de los hombres, nuestro más grande reconocimiento por dondequiera que la mujer, toca con su linda mano, la vida y el entorno se transforma y para todas que siempre serán reinas, mi admiración y respeto, ya sea en la casa, el trabajo, la oficina, en cualquier actividad que se desarrollen porque un toque femenino, siempre lo cambia todo, para todas que adornan con su belleza cada uno de nuestros momentos, ¡Gracias!. También una sincera felicitación para todas las que han sido o serán coronadas como reinas de algún evento. ¡Felicidades!. Continuamos con el libro “Tierra Zacatecana” de la colección Escritores Jerezanos. Que disfruten este hermoso poema y gocen del ambiente de las famosas ferias de primavera de este pintoresco lugar.

R  E  I  N  A

Fragante rosa de abril,
terso pétalo es tu piel,
de inocencia juvenil,
tu boca de dulce miel.

Cuerpo de Venus tan bella
con ese rítmico andar,
como inalcanzable estrella
de promesa en el mirar.

Negro pelo cual la noche
llega undoso hasta tus hombros,
de los sueños el derroche,
realidad de mis asombros.

El rostro color canela,
en el cuerpo la frescura,
Reina las noches en vela
Paso yo por tu hermosura.

Lo perfecto de las formas,
la lozanía de tu ser,
eres excepción de normas
que toda invita a querer.

Con tu mirada cautivas
y tus pestañas rizadas,
semejan las siemprevivas
por tibio rocío bañadas.

Tu nariz con línea fina
de aristócrata princesa,
esa carita cetrina,
es de original realeza.

Y tu boca tan sensual
con labios de tentación,
eres la mujer ideal
para fogosa pasión.

Esa angelical sonrisa,
tus dientes cual finas perlas,
lo musical de tu risa,
alegría sería tenerlas.

Por tan seria y recatada
y tu porte distinguido,
pareces diosa labrada…
por escultor atrevido.

El rubor que alguna pena
a tus mejillas asoma,
como la virgen morena
de agradable olor a poma.

La candidez de tu encanto,
nobleza de las acciones,
hasta lo triste del llanto…
dulzura en las emociones.

Prodigio de cualidades,
dones conque se prodiga,
no ha lugar a vanidades
en todo es una cantiga.

Tus formas claro son bellas,
tu corazón un tesoro,
tus pupilas dos estrellas,
tu pulcra alma de fino oro.

Mujer misterio divino,
antorcha de mis quimeras,
remanso que en mi destino
gocé las horas primeras.

Jaime García Gracía.