El Bar de las Almas Rotas 22/03/2015

Parte selectivo del Cobaez rumbo a Olimpiada Nacional de Química
marzo 29, 2015
RUMORES 22/03/2015
marzo 29, 2015

YO SOY MEXICANO…

Hey bienvenidos como siempre a mi taberna, aquí las almas del infierno y los demonios del cielo se les recibe por igual, faunos y druidas, muertes y vidas, pero dejémonos de disparates venga toma asiento y mientras te sirvo una cerveza permíteme contante una historia

Veo que te aqueja la pena, tu mirada lo nota, y sobre todo tu discurso de pena y tristeza no hay cosa que duela tanto como el corazón de un patriota, un patriota que ve la ruina de su tierra pero todo mi amigo se resuelve.

Hace algunos años un cliente apareció por aquí, con la cara invadida de la tristeza y la pena con buena carga de impotencia, despotricaba contra su país un tal emmm…México y cuando estaba a punto de correrlo por derramar otra vez su trago un viejo cliente le dedico un discurso, si mal no recuerdo estas fueron sus palabras:

Corrupción, drogas, fraudes y bastardos al gobierno ¿y me dicen que esto es México?, incultos, analfabetos, flojos y criminales ¿y me dicen que estos son mexicanos?, tracaleros, narcos, sicarios y piratas ¿y me dicen que estos son patriotas?

No mientan, ni se ofusquen mis hermanos, ser mexicano es mucho más, es el tener el alma de trabajador sufrido y de fiestero empedernido. Los mexicanos no somos narcos, los narcos son los narcos, desde que somos mexicanos, siempre hemos sido trabajadores y honrados, sabemos lo que cuesta ganarse un peso y lo sabemos respetar. Sabemos que el sudor de la frente vale más que unos billetitos.  Sabe que el trabajo y la palabra valen más que las riquezas de salomón.

Un mexicano sabe de trabajo, sabe de sufrir, sabe de pelear y de chingarle, porque esa es la palabra correcta, somos capaces de hacer lo que las superpotencias y lo mejor lo hacemos sin su tecnología. La creatividad y la adaptación es algo que nos caracteriza el típico: “ingenio mexicano”. Sabemos trabajar la tierra y lo mejor sabemos amarla.

Somos patriotas natos, entre nosotros nos diremos misa, pero hay de aquel extraño enemigo que osara con sus plantas pisar nuestra patria, insultarla o agredirla le llueve porque le llueve. Somos capaces de reír de las desgracias, de reírnos de la muerte y de las penas, de todo hacemos fiesta hasta pa nuestros muertos en recuerdo.

Tenemos el alma más pura, con las canciones más bellas, las comidas más sabrosas, las bebidas más ricas y las amistades más puras. Citando una película de Pedro Infante “las canciones mexicanas llevan tanta alma y tanto corazón, que en verdad se le adentran a uno” nuestra hermosa cultura de música agropecuaria, y si lo será pero es la más hermosa del planeta por el simple hecho de ser nuestra.
La risa y la labranza nos caracteriza, somos la raza más chingona (y disculpa la expresión esta fue así) con la ch de nuestra palabra propia. Descendemos de indígenas y españoles, y más arriba de árabes, cartagineses, y romanos  traemos la excelencia en la sangre y lo bravo también.

Así que de modo resumido, este es mi país ESTE ES MÉXICO, un país tan grande que aun a pesar de criminales y politiqueros de 3era se mantiene por la fuerza de su gente y por la gloria de su historia, este es mi país, y yo soy de él, y citando de nuevo a Jorge Negrete:

“Yo soy mexicano, mi tierra es bravía,
palabra de macho que no hay otra tierra más linda
y más brava, que la tierra mía.”

Como vez siempre hay más cosas en el ruedo de las que ve el torero, hay que enseñarnos a apreciar luces y sombras, pero bueno yo ya no tengo tiempo para más historias nos veremos la próxima en este mismo bar.