La desaparición de las naciones

LAS GRANDES OBRAS INMORTALIZAN A LOS HOMBRES
septiembre 25, 2014
ABRE PRI CENTRO DE ACOPIO PARA DAMNIFICADOS DE BAJA CALIFORNIA SUR
septiembre 25, 2014

Por: Luz Ramón Bañuelos Zuñiga

Más Estados han perecido por la depravación de las costumbres que por la violación de las leyes.- Montesquieu

Los Estados se han eregido poderosas y orgullosas desde las comunidades mas sencillas hasta las poderosas naciones de nuestro presente, sin embargo que me dirían si les dijera que las naciones tal como las conocemos podrían desaparecer, perder esa soberanía y volverse al fin una gran aldea global.

En base a la crisis acarreada por el fallo de la sociedad de naciones (llámese segunda guerra mundial) los estados vieron la necesidad de crear un órgano con más autoridad sobre ellos mismos para así lograr ganar cierta precisión y que la recién estrenada ONU cumpliera con su propósito.

Pero como hacer que este nuevo órgano tenga una mayor autoridad?, la respuesta fue sencilla, los estados cederían soberanía en virtud de la nueva organización y en base a sus dictámenes podrían resolver las controversias de una manera pacífica.

Sin embargo la cosa no termina allí, los estados comenzaron a ver la necesidad de crear tratados y convenios a través de la ONU y sus diversos aparatos, pues con esto lograrían generar una serie de condiciones que igualara o mejorara el modo de vida de los ciudadanos de países tercermundistas.

Por supuesto que no es el nacimiento de derecho internacional, pues los pactos entre naciones podemos verlos desde épocas remotas como la formación de ligas entre las polis griegas, lo importante de este momento histórico es que representa el boom del Derecho Internacional Público, el cual podemos observar desde un punto bilateral con la celebración de TLC o del TPP, o uno regional como lo es la formación de la OEA y del SIDH hasta un enfoque universal en el cual tiene su protagonismo la ONU y el más claro ejemplo son los protocolos de Kioto.

Bien, la existencia de estos tratados ha creado una controversia en la cual diversos autores han caído, pues se habla de una supra racionalización del derecho vs la soberanía de los países. Sin embargo eso es harina de otro costal que analizaremos en otra ocasión.

Esta controversia versa sobre las funciones que mantienen los organismos del Derecho Interno y del Derecho Internacional Público, estas funciones en el Derecho Interno se representan en la división de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) mientras que el Derecho Internacional Público mantiene una función legislativa (convenios) y otra judicial (cortes internacionales)

El Derecho Internacional Público carece de una función ejecutiva, lo que convierte sus sentencias en “recomendaciones”, esto conlleva que no sean del todo obligatorias las resoluciones de los tribunales, pues su cumplimiento depende dela madurez del estado y el único castigo de incumplir con esta puede ir de un rechazo internacional a un bloqueo comercial.

Ahora, tras una breve introducción de este tema, abordaremos la temática central.

Rousseau en su mítico contrato social, estipula que los estados nacen de la soberanía que los individuos ceden en favor de él, para que este los lleve a un bien común y en la búsqueda de un fin específico. Bien si esta soberanía fue cedida de manera voluntaria por los sujetos y en base a esto es que hoy obedecemos leyes y reglamentos que emanan del estado. En resumen la soberanía emana del pueblo.

Pasa una cosa curiosa en el Derecho Internacional Público, los tratados se forman para lograr un bien común o un fin específico si bien a la hora de firmar un tratado los estados se auto obligan a su más estricto cumplimiento, lo que ocasiona que cedan cierta autonomía en virtud del cumplimiento de ese tratado.

Los dejo con la siguiente reflexión, en un mundo cada vez más conectado entre sí, donde las transnacionales y la globalización han ido barriendo las fronteras comerciales, y donde el en medio de su auge ha tenido sus primeras incursiones al traspasar la frontera de la soberanía.

¿Acaso estamos viviendo la agonía días naciones? ¿Sera posible que el ser humano por primera vez en su historia será capaz de eliminarlas fronteras políticas? Y por último ¿Qué consecuencias positivas y negativas atraerá este fenómeno?