LOS MISTERIOS QUE GUARDA LA NOCHE

El Legado
agosto 14, 2014
ANUNCIAN AUTORIDADES FERIA ESCOLAR 2014
agosto 14, 2014

Las sombras siempre han sido contempladas por la especie humana con mucho respeto porque según los antiguos, esos lapsos en que los hombres se dedican a reponerse de las extenuantes fatigas ocasionadas por el ajetreo del día, la obscuridad de la noche desata un verdadero caos entre las alimañas que salen de sus cubiles en busca de alimento; pero además los seres malignos aprovechan la negrura de la noche para realizar sus conjuros y también para lograr el apareamiento, siempre el hombre ha tenido un gran temor por la invasión de las sombras debido a que pensaba que durante ese lapso de tiempo hasta sus dioses lo abandonaban quedando a merced de todos los seres que tienen la maligna intención de causar mal a quien se les atraviese en su camino. Cuántas cosas suceden al amparo de la densa niebla llamada obscuridad,
mientras los de alma limpia descansan para reponerse de las duras jornadas realizadas durante la luz del día, los que tienen enferma el alma y que han sido presa de las  más bajas pasiones, buscan saciar sus bajos instintos, adueñarse de las pertenencias de sus congéneres, darle rienda suelta a sus negros pensamientos que buscan vengarse de cosas que en realidad no son de gran importancia; ya que su enfermizo delirio, los lleva por negros vericuetos que la anquilosada mente encierra. Infinidad de acciones negativas que realizan tanto humanos como animales, en los que bajo el cobijo de la misteriosa noche suceden, pero que al llegar la alborada muchos de esos seres regresan a su madriguera para esperar nuevamente la llegada de manto de la noche para volver a la lucha constante de realizar malas acciones y otros a conseguir el sustento que les ayude a seguir viviendo, sin embargo todos esos ruidos misteriosos desaparecen con la llegada del nuevo día  y que hermoso es cuando la luz nuevamente va pintando todo a su paso, entonces con el canto del bendito gallo se anuncia que el tiempo de los temores ha pasado y que ha llegado la luz bienhechora que todo lo transforma. Este bello poema que nos dibuja literariamente la diferencia entre la maravillosa luz y la terrible obscuridad. En que forma tan hermosa cambia el día cuando el astro rey va pintando de oro los picachos, mesetas, montañas, valles y hondonadas, lo va bruñendo todo en oro de tal manera que se empiezan a oír gorjeos por todas partes,
pero además todo lo que se veía sombrío, va adquiriendo un tinte de los tonos del arco iris de tal manera que el campo se va convirtiendo en un tapete multicolor y las flores empiezan a abrir sus frescas corolas para aromatizar el medio ambiente, por ello nuestro olfato empieza a percibir una gama de increíbles olores que nos saturan los sentidos, esto desemboca en una armonía majestuosa en lo que convierte la madre naturaleza. Continuamos conociendo el contenido del libro “Tierra Zacatecana”, espero lo disfruten y lo compartan con sus seres queridos. Esta obra se publica en 1999 bajo los auspicios del programa Escritores jerezanos.Salud y ranquilidad para todos los lectores.

A  M  A  N  E  C  E  R

La noche se desvanece,
el gnomo desaparece
fatigado de bailar,
lo que en la noche acontece,
misterioso murmurar
calla, cuando el día alborear.

Aullar de fiera hambrienta
que ansiosa busca sustento,
croar de rana somnolienta,
voz aterida del viento
herido, que se lamenta,
cual llaga de amor abierta.

Las tinieblas ya se alejan,
rara sensación nos dejan
de sortilegios y hechizos,
tal vez en ellos festejan
los terribles maleficios,
por los tratos subrepticios.

Lentamente blanca aurora,
augurio que ave canora
en efluvios de armonía
que su pecho la atesora,
expande con alegría
al teñirse de oro el día.

La serpiente traicionera
regresa a la madriguera,
las fieras a su guarida,
mientras que voz rosiclera
en melodía conocida,
nos muestra la frágil vida.

Semejan claros diamantes,
de alma penas lacerantes,
lágrimas mal de amorío
por corazones distantes,
cuajadas gotas de rocío
cinceladas por el frío.

La penetrante humedad,
alimenta en su bondad
raíz que perfora entraña,
y en poca profundidad
poco a poco se enmaraña,
cual tumor benigno engaña.

Las flores abren lozanas
en esas tibias mañanas
las rozagantes corolas,
dejando escapar ufanas
su perfume en suaves olas,
al viento entre barcarolas.

El astro rey ya ilumina
con el oro de las minas,
todo lo pintan sus rayos,
la luz matinal camina
anunciada por los gallos,
en bocetos de los mayos.

La incesante algarabía
marca apertura del día,
en toda explota el vigor,
débil y fuerte a porfía
luchan en su derredor…
bajo el tapiz del verdor.

Jaime García García.