Niños 2014

CLAUSURAN LA FERIA JEREZANA CON BAILE DEL RECUERDO
mayo 6, 2014
TOMAN PROTESTA INTEGRANTES DE LA RED ZACATECANA DE MUNICIPIOS POR LA SALUD
mayo 6, 2014

Señor Presidente
Compañeras y compañeros diputados

Venir a esta tribuna no es para cumplir con la efeméride o una fecha del calendario marcada como el Día del Niño, sino hacer un balance de los compromisos asumidos hace 25 años, y sacudir las conciencias, sacarlas de esa indiferencia que embarga al mundo ante la situación que viven dos mil millones de niños y niñas en el mundo, 39.5 millones en México, 6 millones de los cuales abandonan la escuela; y, de los niños de Zacatecas.

Los niños nos piden que les demos un minuto para seguir siendo niños y no arrancarlos a edades tempranas, ni privarlos de su fantasía, ilusiones e imaginación creativa.

Los niños piden no ser a arrasados por la vorágine del individualismo atroz en el que nos desenvolvemos.

Sólo unos ejemplos recientes nos muestran ese rostro de la profunda indiferencia mundial con el presente y futuro de los niños. A nadie inmuto que un país, como Irak apruebe el matrimonio de niñas de nueve años y lo pueden hacer con un adulto de 60 ó 70 años. La televisión inglesa emprendió una campaña con imágenes de niñas a las que se le arrebata la muñeca para llevarlas al altar.

A nadie impactó que en Oaxaca –por los usos y costumbres- se pueda intercambiar una niña; ni que las redes criminales los sumen a la esclavitud moderna, la trata; millones de niños desamparados por las guerras, la violencia o la migración de 200 millones de migrantes que corren todas las suertes en busca de un pan y vivir en paz.

El individualismo atroz no cimbra las conciencias de la humanidad. Se ha perdido la solidaridad y el amor al prójimo.

En nada impactó el infomercial en el que se delata que una familia española intercambia a su niña por una lavadora.

Los niños solamente nos piden ser escuchados y que les demos un minuto de infancia. Démosles un minuto más de infancia a nuestros niños y cumplamos con todos sus derechos, porque de su formación depende el futuro de la humanidad.

En noviembre próximo se cumple el 25 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño. Será momento propicio para evaluar el cumplimiento con los Objetivos del Milenio en 2015.

Hace 25 años que se establecieron esos compromisos y se aplicaron las medidas, con las cuales se salvó a 90 millones de niños que habrían perdido la vida sin la vacuna universal. Millones de niños habrían muerto por causas de nutrición, acceso a la escuela y servicios médicos. 6.6 millones de niños murieron por causas prevenibles.

Démosles un minuto más de infancia y cumplamos con los derechos fundamentales a sobrevivir y desarrollarse.

Por ejemplo para el 15% de los niños y niñas son objeto de explotación económica e infringen su derecho a aprender y jugar.

11% de las niñas contraen matrimonio antes de cumplir 15 años (Irak bajaron la edad a 9 años)

Los parlamentarios iraníes han aprobado una ley para, supuestamente, proteger los derechos de la infancia, que incluye una norma que permite a un padre casarse con su hija adoptiva.

En el mundo globalizado, en el de las tecnologías que nos hacen vivir en tiempo real, no nos conmueve saber que 42,000 niñas de entre 10 y 14 años se casaron en Irán.

El Gobierno Español aprobó el jueves 10 de abril, la modificación del Código Civil que eleva la edad mínima para contraer matrimonio de los 14 años actuales a los 16, un límite común al de un buen número de países europeos.

En México, una yunta, dinero y una fiesta con mucha cerveza pueden ser suficientes en algunas comunidades indígenas de Oaxaca para que una menor de edad sea vendida por sus padres a un desconocido en un matrimonio arreglado, una costumbre que los legisladores buscan eliminar con una ley aprobada la semana pasada, que aumenta a 18 la edad mínima para casarse.

Los arreglos de matrimonios de menores en realidad reúnen las características de trata de personas, que la ONU describe como la obligación de una persona a realizar actos a cambio de una retribución obtenida por alguien que la somete.

Sin embargo, el hecho de que haya una legislación que no reconozca los matrimonios no va al problema de raíz, que es la protección de derechos humanos de las niñas y el castigo para quienes promueven los abusos.

Por eso, insisto, démosles un minuto más de infancia y cumplamos con los derechos fundamentales a sobrevivir y desarrollarse.

Cuántos niños son disciplinados con métodos violentos.

Cuántos viven la desigualdad de oportunidades desde el barrio o lugar de residencia.

18 mil niños menores de 5 años que mueren todos los días, son porque carecen de servicios, debido a la pobreza, simplemente por una fuente de agua potable.

Debemos comprometernos por todos los derechos a todos los niños.

Combatir la discriminación y las desigualdades implican identificar a los niños que son víctimas de discriminación y exclusión de los servicios y las oportunidades.

Identificar los problemas, orientar las políticas al cumplimiento de los derechos de la infancia.

Los niños tienen el derecho a ser escuchados y no ignorados. Muchas de las ocasiones no son contados porque viven en la perpetúa invisibilidad y la imposibilidad de hacerse oír.

Niños que viven en internados, privados de su libertad, que viven y trabajan en las calles, los que sufren de discapacidades, los que son víctima de la trata, los niños migrantes, los refugiados y desplazado (por guerra o inseguridad), minorías étnicas que viven en zonas aisladas o que pertenecen a comunidades nómadas o de pastoreo.

Bueno, niñas y niños que no tienen inscripción de su nacimiento.

De los países que conforman la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene la tasa de natalidad más alta entre mujeres de 15 a 19 años, con 64.2 nacimientos por cada 1,000, según el reporte Estado de la población mundial 2013 de la ONU. Para poner en contraste, Suiza tiene la tasa más baja, de 4.3.

La tasa de maternidad para niñas de 15 a 17 años fue de 54.4 por cada mil jóvenes zacatecanas. Por lo menos cinco mil adolescentes son madres cada año.

Por tales motivos, el Comité de los Derechos de los Niños de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), exhortó al gobierno de México a que ratifique el “Protocolo Facultativo de la Comisión de los Derechos del Niño Relativo al Procedimiento de Comunicaciones, para que como individuos o en grupo, presenten denuncias sobre violaciones específicas a sus derechos.

Cumplamos con los niños desde la educación temprana, porque la  cuna de todos los problemas en México es el tema educativo. Una correcta educación, en términos de lo que es los derechos reproductivos, valores familiares, son situaciones que se deben atender antes de pensar en regular las leyes.

Es inaceptable que nuestros niños estudien sin las condiciones elementales para aprender.

Debemos recuperar el sentido básico de la educación: de inclusión, el aliento al saber y la creatividad.

Si algo tiene sentido profundo de una cruzada, es precisamente el de levantar escuelas dignas, el de formar maestros competentes, el de pescar y estimular talentos, el de crear oasis de creatividad en medio de la violencia.

Nuestra realidad nos reclama el hecho de que: de 100 niños que estudian la primaria, solo diez logran llegar a la universidad y sólo dos salen titulados.

La pobreza en México se expresa con diferentes grados de intensidad, lo cual permite perfilar claramente los diferentes rostros de la desigualdad.

El promedio de la pobreza nacional es de 45.5%: Para las niñas, niños y adolescentes el porcentaje es de 53.8%; Para quienes viven con alguna discapacidad es de 51.2%; Para quienes viven en el ámbito rural la realidad es de 61.6% de pobreza, mientras que para quienes forman parte de los pueblos indígenas el porcentaje llega a 72.3%

Veamos lo que ocurre con los niños, su alimentación y su educación, así como con su salud.

Mario Luis Fuentes, estudioso del diagnóstico que realiza la UNICEF (El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) en México, nos señala que estamos lejos de garantizar de manera plena los derechos de la niñez mexicana, además de que persisten profundas desigualdades.

“Tenemos regiones en las que nuestras niñas y nuestros niños siguen muriendo por una mala atención antes, durante o después del parto; por enfermedades relacionadas con la pobreza y, lo más lamentable, hechos de violencia, según lo muestra el reciente Informe de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños, el cual nos sitúa como uno de los cinco países que más maltratan a los niños en el mundo.

“Hoy nuestras niñas y nuestros niños viven nuevos riesgos sociales frente a los cuales es urgente protegerlos. Los crímenes relacionados con el uso de nuevas tecnologías, como la pornografía, la explotación sexual comercial o la trata de personas, son algunos de los fenómenos más violentos a que niñas y niños están expuestos y ante los cuales el Estado debe responder de manera expedita”, termino la cita de Mario Luis Fuentes.

En este entorno, cómo se encuentra Zacatecas.

Según el último estudio de la UNICEF, en Zacatecas viven 455 971 niños y niñas de 0 a 14 años, que representan el 31% de la población de esa entidad.

Zacatecas ocupa el noveno lugar entre las entidades con mayor porcentaje de población infantil a nivel nacional.

El 41.5% reside en localidades rurales menores de 2,500 habitantes.

Ocupa el séptimo lugar con mayor proporción de población infantil en comunidades rurales. En 17 municipios la población infantil es 100% rural.

Del conjunto de la población migrante, 3.8% tiene de 0 a 14 años y 45.7% se ubica entre los 15 y 24 años (por encima del promedio nacional de 41%).

Zacatecas presenta una tasa de retorno (regreso al lugar de origen) de 33.1%, por encima del promedio nacional (31.5%).

En Zacatecas el 60.2% de la población se encontraba en condiciones de pobreza, 14 puntos porcentuales por encima del promedio nacional de 46.2%.

UNICEF México, en el ciclo de cooperación 2008-2013, estudió con especial cuidado el: Trabajo Infantil, la Migración, Salud y la Discapacidad Justicia Penal para Adolescentes, complementados los datos por el estudio “La infancia Cuenta en México 2013”, Información del Consejo Nacional de Población y del INEGI, nos muestran el panorama:

De acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil incluido en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2011, en Zacatecas 51,906 niñas, niños y adolescentes de 5 a 17 años trabajaban, de los cuales 16,747 permanecían fuera de la escuela –de un total de 38,449 que no asiste a la escuela–, es decir que el 43.56% de los niños y adolescentes que trabajan no asiste a la escuela.

Migración: Entre 1990 y 2010 Zacatecas perdió 30.54% de su población, impacto que se observa de manera específica en la población entre 12 y 29 años.

El Instituto Nacional de Migración reporta que mientras que a nivel nacional 26.4% de los repatriados viajaba acompañado y 73.6% lo hacía sin ser acompañado por un adulto, las proporciones para Zacatecas fueron de 20.6% y 79.4%, respectivamente.

Asimismo, uno de cada cuatro niños no tiene acceso a servicios de salud.

En el año 2000, 68.9% de los menores de 18 años no tenía acceso a servicios de salud. Para 2010 el porcentaje de niñas, niños y adolescentes sin derechohabiencia a servicios de salud fue de 24.6%.

Con datos de 2012 la estimación es el 30.5% de la población en el rango de cero a cuatro años no tiene seguridad social, mientras que el 24.3% de los infantes entre cinco y nueve años tampoco son derechohabientes.

Por lo que respecta a Zacatecas, en 2000 morían en el estado 22.5 de cada mil nacidos vivos, mientras que en 2011 esta tasa se había reducido a 15.3 muertes por cada mil nacimientos.

La Red por los Derechos de la Infancia en México, con cifras de 2012, un promedio de 14.74 niños que fallecen de cada mil.

En el periodo 2000-2011, la entidad tuvo una tasa de mortalidad por enfermedad respiratoria, para menores de entre cero y cuatro años  de edad, de 18.8 por cada cien mil niños.

Casi 20 mil niñas y niños menores de 5 años presentaban desnutrición crónica en 2006 y más de 21 mil padecían anemia, principalmente en las zonas rurales. En contraste, casi 83 mil adolescentes zacatecanos presentaban sobrepeso y obesidad ese año. 
Así, 82,700 adolescentes zacatecanos se ven afectados por el sobrepeso y la obesidad.

Esta situación evidencia, a escala estatal, la actual crisis epidemiológica del país que demanda acciones decididas y urgentes tanto por parte de las familias como de las escuelas, los gobiernos, la industria alimentaria y los medios de comunicación.

Zacatecas 42.3% de los escolares de primaria fueron clasificados como inactivos, es decir realizan menos de 4 horas a la semana de actividad física, frente a 48% a nivel nacional.

Entre 2000 y 2009 en Zacatecas de las 5,176 defunciones entre menores de 5 años, 75 tuvieron como causa directa la desnutrición, 1.4% de las ocurridas en este grupo de edad durante el periodo señalado.

De acuerdo con la Redim (Red por los Derechos de la Infancia en México), en Zacatecas hay 29 mil 727 menores de entre cero y cuatro años de edad con algún grado de desnutrición. El 87% de esa cantidad tienen un grado leve, el 9.6% cayó en la categoría de moderada y otro 5.7%  en la de grave.

En Zacatecas se observa que una proporción importante de los consumidores actuales de droga inició su consumo a edad temprana, antes de los 17 años para cualquier sustancia (45.65%) mariguana (49.9%), anfetaminas y estimulantes (37.4%), cocaína (34.3%) y crac (28.3%).

En Zacatecas hay 4.5 víctimas de homicidio por cada cien mil menores de edad, con esa tasa la entidad se ubicó en el lugar 24 nacional. Campeche, el primer lugar, tuvo un promedio de apenas 0.7 homicidios por cada 100 mil jóvenes entre los cero y los 17 años de edad.

Para los jóvenes de los 15 a los 17 años la tasa de víctimas de homicidio es de 18.7 por cada cien mil zacatecanos en ese rango de edad.

Por otro lado, de acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas (PGJEZ), entre 2010 y 2011 se registraron a 1,110 adolescentes sujetos a proceso por conductas que los ubican en conflicto con la ley penal. La mayoría son hombres y los delitos cometidos son principalmente el robo y las lesiones

En cuanto a la violencia hacia niñas, niños y adolescentes hay que señalar que la pobreza, el trabajo infantil, uniones tempranas, consumo de drogas y alcohol, exclusión escolar y un ambiente hostil en la escuela, así como la violencia en la propia familia, son factores de riesgo que están impactando negativamente en la vida de miles de niños y jóvenes zacatecanos.

En 2007, de acuerdo con esta encuesta, fueron víctimas de “maltrato físico” entre 14,245 y 17,405 adolescentes de secundaria, la mayor parte de ellos hombres

Zacatecas son víctimas de maltrato emocional entre 39,304 y 43,114 adolescentes. El maltrato por negligencia es reportado por 6.2% de los escolares de secundaria, lo que significa que afecta a entre 3,762 y 5,635 adolescentes zacatecanos.

El abuso sexual tiene una prevalencia de 3.6% entre los adolescentes, es decir, que sufren este tipo de abuso entre 1,984 y 3,434 jóvenes de secundaria. Entre 975 y 2,152 mujeres son afectadas por este delito (4.1%), más que los hombres, que son entre 970 y 1,560 las víctimas (3.1%). Zacatecas, entre las cinco entidades estudiadas, destaca como aquella donde la prevalencia de abuso sexual a adolescentes hombres es mayor (3.1%). En el caso de las mujeres (4.1%), la prevalencia de abuso sexual sólo es mayor que en Tlaxcala (4%) y Yucatán (3.5%).

De acuerdo con la ENDIREH (La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares) 2006, 14.47% de las mujeres de 15 años y más que asisten o asistieron a la escuela reportaron haber sufrido violencia (63,049 casos).

La invisibilidad de la violencia dirigida hacia niñas, niños y adolescentes se refleja en una baja proporción de denuncias y, por lo mismo, en insuficiencias en la atención en relación con las dimensiones del problema. No existen sistemas de información que permitan un registro sistemático de los casos y favorezcan la implementación de acciones adecuadas de prevención y seguimiento.

La recomendación de UNICEF es apuntalar la cultura de derechos de la infancia mediante el suministro oportuno de información confiable y desagregada que dé sustento a la movilización y a las acciones para promover su pleno cumplimiento, especialmente entre las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en mayor desventaja. 
El cumplimiento universal de sus derechos es imprescindible para el desarrollo económico, la cohesión social y la consolidación democrática de México y de Zacatecas. Por ello, no puede haber misión más importante o urgente que trabajar por la infancia y la adolescencia, señala Isabel Crowley Representante UNICEF México.

En su oportunidad, el Comité de los Derechos del Niño de la ONU recomendó al gobierno mexicano en junio de 2006 adoptar “las medidas necesarias para armonizar las leyes federales y estatales con la Convención y las normas internacionales pertinentes, a fin de asegurar su aplicación efectiva.

A su vez, la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), reconoció el avance de Zacatecas al publicar la Ley Estatal de los Derechos de los Niños y los Adolescentes, con la cual pasó del penúltimo lugar que tenía en 2006 a ser el estado con la mejor ley en 2011.

Ese es el espíritu del legislador al iniciar las leyes para prevenir el acoso escolar y la ley de los Derechos de los Niños y las Niñas, para adecuarlas a las modificaciones a los artículos 4 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos efectuados en 2011.

Por citar alguno, los cambios al artículo 4 otorga el rango constitucional al principio del “interés superior del niño”, el cual “deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas dirigidas a la niñez.

Por todo lo anterior, no es una fecha más para conmemorar o celebrar, sino para comprometernos en cambiar esta realidad y regalarles un minuto más de niñez y ofrecerles las oportunidades para un desarrollo pleno.

Ese es el compromiso plasmado en las dos iniciativas de acoso escolar y de la de los derechos de los niños que he presentado a esta soberanía.

Darles un minuto de ser niños, para la grandeza de Zacatecas.
Es cuanto