EL PROYECTO HUMANO, UN MISTERIO

Poema Diego Guardad
noviembre 21, 2013
EL TIEMPO DEL OLVIDO…
noviembre 21, 2013

Es algo tan fuera de lo común el surgimiento de ese colosal proyecto llamado humanidad, que nosotros mismos creados por un divino engarce entre el espíritu y la materia que se plantea como una cosa imposible la creación de estas criaturas que poblaron el planeta azul, preparado precisamente para ello en donde se moldeó este universo con características muy especiales, pero con el ambiente para que esta raza distintiva de todas las demás, pudiera adaptarse a todo el entorno que guarda este lugar exprofesamente formado para recibir a tan especiales seres, dándoles todas las facilidades para que pudieran desarrollarse e ir extendiéndose por todos los rincones de tan peculiar casa; desde luego que junto con inteligencia, se le otorgaron sentimientos que al paso del tiempo fueron refinando ya sea en forma positiva o negativa, sin embargo quienes se encargaron de preparar el proyecto, fueron entes divinos que con mucha anticipación se dieron a la tarea de reunir los elementos necesarios para conjuntar esta creación divina que se piensa fue el resultado de la participación muchas divinidades que con su grandiosa sabiduría, lograron armar estas criaturas para lanzar el proyecto, poniendo en las profundidades de las entrañas, esas probaditas de savia que contiene todas las más pequeñas partículas de la grandeza de esos gigantes forjadores de este singular proyecto; por ello el hombre tiene todas las esencias para detonar como un ser de cambio y transformación; sin embargo, las flaquezas han emergido con mayor fuerza, por lo que la acción de esta sin par criatura se han enfilado hacia las espesuras de lo negativo, por eso entre más avanza la humanidad se va adentrando hacia las esferas destructivas de su propia casa y los temores, las angustias, los sofismas y los miedos interiores se incrustan con mayor fuerza en sus contaminadas entrañas, de este modo crece en su interior esa inseguridad que le provoca encadenarse a la fuerza divina, que como todos sabemos desde sus inicios la especie humana siempre planteó su temor a desconocido y por ello se aferró a un ser omnipotente que le cubra con su protección, agradeciéndole con plegarias y ceremonias toda esa ayuda que siempre ha invocado. Espero les guste este bello poema del libro “Caminos” publicado en 1998. 

GRACIAS,  SEÑOR

Gracias hoy te doy, Señor,
por haberme dado vida
en este planeta tierra,
donde con risa y dolor
el humano así se aferra
hasta su final partida.

Gracias hoy te doy, Señor,
por el alma que me diste,
al ver que no la merezco,
ciego, al no ver su candor,
mis acciones yo te ofrezco
porque Tú bueno me hiciste.

Gracias hoy te doy, Señor,
por mis grandiosos sentidos
con que disfruto belleza,
dados por tu gran amor
en tu infinita grandeza,
son dones inmerecidos.

Gracias hoy te doy, Señor,
por todas las cualidades
que a mi persona otorgaste,
la decisión y el valor,
fuerza con que Tú me guiaste
en la luz y obscuridades.

Gracias hoy te doy, Señor,
por ser pequeño habitante
de este mundo inigualable,
obra excelsa del Creador,
gran secreto indescifrable,
para el hombre limitante.

Gracias hoy te doy, Señor,
por este sueño grandioso
que transita el ser humano
de relámpago a fulgor,
por designios del Arcano
cual fugaz rasgo de esbozo.

Jaime García García.