Alazanes, bayos y tordillos 28/08/2013

COTORREANDO 25/08/2013
agosto 29, 2013
El Bar de las Almas Rotas
agosto 29, 2013

Por Javier Rodríguez Acevedo

Gráfica: Mario Salcedo López
•    Cantera Charra
Adolfo Flores, Charro Zacatecano
Desde los 13 años, Adolfo Flores Robles, inició como charro, siempre en el equipo de su señor padre, el licenciado Jorge Flores Medina, Jaral del Progreso, avecindados en Casas Coloradas, San Jerónimo, Guadalupe, Zacatecas.
En este 2013, le tocó en suerte ser Campeón Regional en evento celebrado en el Lienzo Monumental Zacatecas totalizando 186 puntos, donde caló de 32 menos cuatro, dos piales de cuenta, el primero de 21 menos cuatro, cero en el segundo y 21 limpios en el tercer tiro.
Coleó de 37, con 10 con dos de distancia, la misma puntuación en la segunda oportunidad y redonda de 12 con uno en el tercer viaje. En el jineteo de toro, consiguió otros 15 con infracción de cuatro tantos por caerse el verijero.
En manganas a pie logró consumar una mangana a pie, faena realizada en su segunda oportunidad, que le redituó 25 tantos menos uno por haber ocupado en segundo tirón (de la flecha); en las de a caballo una más de 23 tantos terminando con paso
Respecto a las puntuaciones, tanto de charro completo, como de equipos en Zacatecas, comenta Adolfo, que es falta de entrenamiento, ya que no hay continuidad para hacer las acciones que permitan continuar con altas calificaciones.
“En Zacatecas, continúa Flores Robles, hay buen nivel deportivo, tanto, que hay posibilidad de meter año con año algunos 15 equipos al campeonato nacional, pero el “Canibalismo Zacatecano” no permite eso.
“El problema, es que falta apoyo para el deporte de parte de las autoridades pero, -señaló- el real problema es que las autoridades solo ocupan al charro cuando esas autoridades, necesitan al charro para vestir sus fiestas”
“En cuanto a los jueces, aún existe el favoritismo, quienes deben calificar faenas y no personajes; hace un par de años, en una comunidad  de Villanueva, sucedió que, el coleadero conseguí 41 puntos, pero como había grandes personajes de la charrería, por culpa de un juez, no pude acceder al primer lugar. En ocasiones, los jueces escuchan lo que quieren escuchar y ven lo que quieren ver.
El ahora licenciado en Mercadotecnia, con el proyecto de realizar tesis en charrería, también imparte cursos de manera gratuita en el Rancho Jaral del Progreso, para impulsar a la niñez, a la juventud.