HERIDAS DEL ALMA QUE NO SANAN

“EL HOMBRE QUE YO AMO”
julio 2, 2013
Existe Otra Forma de Vida
julio 2, 2013

Cuando los vientos en el amor no son propicios porque se ha cambiado la decisión de corresponderle a otra persona, el cariño se va convirtiendo en una savia amarga que ha perdido el mágico hechizo de endulzar las venas del corazón, por lo que la magia de ver el entorno como un manto primaveral, se va esfumando lentamente para convertirse en un torrente amargo que satura la corriente sanguínea por lo que ahora todo se ve opaco y gris, ya no hay aquel aliciente que revitalizaba el bendito deseo de vivir, la persona va perdiendo la ilusión por las cosas de la vida y ya nada le motiva para seguir adelante, es que en su alma ya no tiene el secreto encanto que alimenta al espíritu y lo transforma en un guerrero que como un gran adalid, no le arredra enfrentar las hazañas más increíbles porque esa energía divina hace que aquel ser se sienta henchido , pleno y que es capaz de enfrentar las más difíciles batallas porque su motor es el bendito amor que satura todo su cuerpo; pero cuando aquella fuerza milagrosa ya no le es trasmitida por el enamoramiento, entonces se gesta en lo más hondo de las entrañas un profundo odio y un enorme deseo de venganza contra aquel ser que ya puede prodigarle esa excelsa energía que es el que mueve todas las cosas de la vida, por eso ahora su energía negativa se proyecta hacía el maligno fin de la negra venganza, solamente para saciar su amor propio y para alimentar la enfermedad que se gestó en sus entrañas porque aquella persona, mudó de sentimientos y al verla feliz con alguien más, en su interior no puede aceptar que la haya perdido por no entender sus necesidades de afecto y lo que no le dio esta persona, lo encontró en otros brazos; ya que los humanos siempre tenemos esas debilidades de no aceptar que perdimos aquella relación por ser tan posesivos y luego andamos mascullando el odio con ofensas y el negro deseo de que se van a arrepentir de haberlos cambiado por otro u otra. Que disfruten este hermoso poema que muestra las consecuencias de no tener la madurez para aceptar que ya es imposible volver a construir aquella relación amorosa. Del libro “Caminos” publicado en 1998. Espero no les traiga recuerdos amargos.       

SIEMPRE PENSARÄS EN MÍ

Que de mi lado te vas
porque tienes nuevo amor,
esta llaga de dolor
algún día tú pagarás,
en otra boca el sabor
siempre de mí sentirás.

Aunque pasen muchos años
jamás podrás olvidarme,
lo que causaste al dejarme
con tus infames engaños,
los sentimientos matarme,
son incurables los daños.

Siempre pensarás en mí
sin importar la distancia,
si aspiras otra fragancia
tu mente dirá que sí,
y en tu corazón el ansia
sólo latirá por  mí.

Ese será tu castigo
por tu negro proceder,
perder un limpio querer,
tarde o temprano te digo
lágrimas vas a verter…
por lo que hiciste conmigo.

En cada nuevo cariño
que tú trates de tener,
me verás aparecer
en una sonrisa un guiño,
al punto de enloquecer
como desolado niño.

Siempre pensarás en mí
aunque jures que es mentira,
quizá gritarás con ira
que el amor que yo te d 
ya no es la candente pira
pero yo, digo que sí.

Con el tiempo la razón
tendrás un día que aceptar,
y las cuentas a pagar
con tu roto corazón
a mí tendrás que llegar,
por tu necia cerrazón.

Porque el tiempo no perdona
cobrando siempre las cuentas,
aunque conmigo disientas
la vida nada te dona,         
en todo cobra sus rentas
y en sus redes te aprisiona.

Siempre pensarás en mí
como obsesivo tormento,
furiosa dirás al viento:
¿Merezco un castigo así?
Y dirá tu pensamiento,
nunca me olvido de ti.

Jaime García García.