POR SENDERO EQUIVOCADO

Recordando
junio 21, 2013
A defender con argumentos y elementos jurídicos el triunfo del PRI, llamó el dirigente estatal Juan Carlos Lozano
junio 21, 2013

Desenfrenada carrera es la que la humanidad lleva, parece que corre prisa por llegar al exterminio porque en su falaz destino, se avecina la tormenta que le quite la careta de presumir el progreso; ya que la ciencia ni rezo detendrán final caída que pondrá fin a la vida de esta especie destructiva que camina a la deriva por su ambición delirante, Es vergonzoso confieso el actuar los humanos porque el brillo de  metales ha encarcelado conciencia, es que el muy tonto aún piensa que  el falso brillo del oro defenderá su decoro, pero es un iluso mortal porque el único aval que tendrá al llegar la muerte, será las buenas acciones porque ambición y pasiones ante el Eterno no cuentan porque como dice la canción: “Nada te llevarás cuando te vayas”; ya que en esos lejanos lares no sirven los títulos, las riquezas, mucho menos las influencias ni los ricos se pueden llevar  sus lujos y propiedades para apantallar a los demás. Humanidad pendenciera que el delito hurto y la guerra son el triste modus vivendi para justificar las aberraciones entre hombres, familias y naciones al atentar contra su propia existencia por eso este proyecto analógico, se acerca a su triste final en que un terrible cataclismo hará una limpia de la maligna especie para que este singular planeta se pueda curar de las sangrantes heridas, hechas por infernal criatura para que la tierra pueda ascender hacia otras dimensiones como ha sucedido con otros planetas como en el caso de Marte. Errada vereda llevas humanidad vergonzante porque en tu mente aberrante, sólo piensas en saciar las vanidades mas cuando afloren las verdades al entregar al Divino el alma que siempre será prestada por un tiempo perentorio, verás que las cosas materiales no tienen ningún valor y aunque las dejarlas sientas sí un gran dolor, pensarás por qué mejor no seguí camino del hombre trabajador, pero como dice el refrán ya es demasiado tarde y aunque te digas cobarde, ya no habrá tiempo para corregir errores y si tu buen actuar fue muy pobre, tendrás que encarnar nuevamente para venir de nuevo a este divino suelo para seguir haciendo méritos para  que en la siguiente entrega de cuentas, si puedas obtener tu libranza para poder ascender hacia  otras dimensiones como energía viviente; pero como dice la filosofía de los celtas en cada vida que te toque vivir hermano, hazla con castos ideales. Espero que les guste este bello poema que hace alusión a las vergonzosas  acciones de la enferma humanidad. Del libro “Caminos” publicado en 1998. Para mi universo de lectores, les comento que entrando el mes de julio saldrá ala luz mi obra número quince.                           

CAMINANTE

Humano que prisa tienes,
siempre por vereda incierta,
es tu lema la reyerta,
errando el camino vienes,
del bien perdiste la puerta,
el mal corona tus sienes.

Ni siquiera ya la infancia
disfrutas a  plenitud,
aquella sabia virtud
tornóse beligerancia,
su música  de laúd
quedó a lejana distancia.

Todo vives con premura,
rifa el valor del dinero,
perdióse lo de señero
que la vida con holgura
en disfrutar fue primero,
hoy transformóse…en tortura.

Semejas espíritu errante
que vaga sin esperanzas,
lamentas en tus andanzas
entre llanto delirante
de tus hechos, las mudanzas
es el precio, caminante.

En torcida encrucijada
convirtióse ya tu senda,
al cubrirte gruesa venda
y en tu diáfana mirada,
vése ya sólo ira horrenda
que abrasa su llamarada.

De aquellos grandes anhelos
nada más quimeras vanas,
producto de ideas insana
que en los obscuros desvelos,
anuncian grises mañanas
con ennegrecidos cielos.

Con obcecada ambición,
vas sembrando más violencia
porque hasta la docta ciencia
arma es de negra intención;

impregnóse tu conciencia
de una enfermiza pasión.

A dónde vas caminante
sin claros ideales fijos,
qué horizontes a tus hijos,
con esa forma aberrante
en discursos tan prolijos
y lenguaje muy parlante.

De tus tiernos sentimientos
no quedan ya ni señales,
en buscar cosas banales
desperdicias los momentos,
tu existir ya sólo males
cultiva a los cuatro vientos.

En tu paso por la tierra
es corto el peregrinar,
yéndose sólo en saciar
lo que la ambición encierra,
para el ego tributar:
torcida acción que ya aterra.

Jaime García García.