¡Detente!

Este Es Tu Momento
junio 4, 2013
SOLEDAD BARRIOS SE SUMA AL PROYECTO DE “PEPE PASTELES”
junio 4, 2013

v\:* {behavior:url(#default#VML);} o\:* {behavior:url(#default#VML);} w\:* {behavior:url(#default#VML);} .shape {behavior:url(#default#VML);}

Normal 0 false 21 false false false EN-US X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Cambria”,”serif”; mso-ascii-font-family:Cambria; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Cambria; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-ansi-language:EN-US; mso-fareast-language:EN-US;}

Alguna vez a lo largo de tu vida te has preguntado si las personas que te rodean, independientemente de la relación o parentesco que tengas con ellas, están satisfechas con la forma en cómo eres y como te relacionas con ellas; te detienes de lo que haces y los observas, los escuchas, los haces sentirse importantes o nunca te detienes porque siempre hay algo que hacer, solo los miras y los oyes, respecto a hacerlos sentir mejor no hace falta porque ellos saben que lo son y que así eres tú por lo que no necesitas decírselos, mucho menos hacérselos sentir.

Bien a fin de cuentas tú eres el único responsable de los que haces, y también es cierto que la vida actual, tan revolucionada, con los rápidos y grandiosos avances en la tecnología, así como el fácil acceso a los medios y tecnologías de la comunicación, también la creciente necesidad de los padres de familia de trabajar para poder darles “todo” a sus hijos, se ha reflejado en un distanciamiento emocional y pobreza espiritual impresionante entre los integrantes de las familias; cada día sabemos menos de relaciones humanas, de acercamiento físico, emocional y espiritual entre nuestros seres queridos; pero, gracias a la tecnología, estamos conectados.

Muchas veces creemos, como padres, que el hecho de trabajar mucho, ganar suficientes y llenar a nuestros hijos de todas aquellas cosas materiales que nosotros no tuvimos o simplemente llenarlos de cosas materiales porque estan de moda, ya hemos cumplido nuestra misión de padres; tal vez, sin darnos cuenta estamos creando con nuestros seres queridos una sensación falsa, basada en la imaginación de que todo está bien, nos creemos el cuento de que las personas que están a mi alrededor están completamente felices, creemos que los hacemos felices, acrecentando nuestro orgullo y soberbia que se traducen en ceguera mental que nos impide abrir los ojos a la realidad que vivimos. ¿Por qué como sociedad, vivimos esta época de crisis en valores? ¿Acaso no somos los padres de familia los principales responsables de la educación y formación integral de nuestros hijos? ¿No somos nosotros mismos, los adultos, quienes nos quejamos por la situación en que vivimos y referimos que los valores estan por los suelos? Más delicado es cuando se nos dice que debemos buscar culpables para solucionar estas situaciones que resultan amenazantes para la armonía familiar, entonces, si los padres de familia somos los responsables de la educación integral, porque nos quejamos, ¿será que estamos haciendo mal nuestro papel? o como dice el dicho buscamos la paja del ojo ajeno.

Es momento de tomar las riendas de tú vida, asumir la responsabilidad que nos toca y comenzar a cambiar el mundo, una persona a la vez, el punto de partida está en tu casa, en tu hogar, con tu familia; es momento que hagas un alto en tu caminar, reúne a tu familia o a tu seres queridos, encuentra el valor suficiente y pregúntale a cada uno ¿Te hago feliz? ¿Que necesitas que haga para hacerte más feliz? ¿Qué te gustaría que dejara de hacer para hacerte feliz? Valora escucha y observa las respuestas, en ellas encontraras la luz que ilumine tu camino. Así que, hagamos un alto en el camino, carguemos nuevamente de Fortaleza, de Esperanza, de Fe y Amor, después vuelve al camino y disfruta de tu vida.

Psic. Omar Gilberto Carlos Martínez

ser-siomar@hotmail.com