El Alcalde priista de Boca del Río, Veracruz, decide hacer una “limpia”: ordena sacar de las calles a los mendigos.

MIGUEL DÍAZ ACOMPAÑA AL DR. FILIMÓN CARLOS A SU ARRANQUE DE CAMPAÑA COMO CANDIDATO DEL PRI A LA ALCALDÍA DE TEPETONGO
mayo 22, 2013
Norcorea condena lanzamiento en EU de misil
mayo 26, 2013

Sancionar y retirar de las calles a “limpiaparabrisas, franeleros, vendedores ambulantes, migrantes, malabaristas, indigentes, menores de edad, así como toda clase de personas que soliciten dádiva o dinero en la vía pública”.

El Ayuntamiento de Boca del Río, Veracruz, aprobó por unanimidad sancionar y retirar de las calles a “limpiaparabrisas, franeleros, vendedores ambulantes, migrantes, malabaristas, indigentes, menores de edad, así como toda clase de personas que soliciten dádiva o dinero en la vía pública”.

El Gobierno Municipal, encabezado por el priista Anselmo Estandía Colom, avaló la medida bajo el argumento “del incremento de hechos delictivos generados principalmente en áreas donde se congrega este sector”.

En la sexagésima sesión ordinaria de cabildo se acordó que el Municipio solicite el auxilio de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, para que quede a su cargo la vigilancia de este tema y prohíban la presencia de grupos vulnerables en la calle.

Por medio de un comunicado de prensa, el Ayuntamiento informó que va a “regular todo tipo de actividades de personas que pertenezcan a grupos vulnerables que soliciten dádivas o dinero en la vía pública, o realicen cualquier actividad comercial o voluntaria, que ponga en riesgo su propia seguridad o de los demás ciudadanos”.

“Estas actividades son infracciones al orden público y serán sancionadas por el Bando de Policía y Buen Gobierno del Municipio de Boca del Río, independientemente de la responsabilidad civil o penal que en su caso proceda”, aseguró Estandía Colom.

Afirmó que la regulación de estas actividades se originó por diversas quejas ciudadanas en diferentes zonas del municipio boqueño.