Deporta EU al JT, sicario de “El Mayo”

Amenaza Corea del Norte a Japón con un ataque nuclear
abril 12, 2013
Dos muertos y 46 heridos en dos explosiones en Boston
abril 15, 2013

En un impresionante operativo de seguridad fue deportado desde los Estados Unidos por la garita centro de esta ciudad, Javier Torres Félix, alias “El JT”, quien fuera lugarteniente de Ismael “El Mayo” Zambada.

Torres Félix estuvo preso y al cumplir sentencia en Estados Unidos fue regresado a México, pues las leyes estadounidenses sabían que la justicia mexicana lo requería.

Para tal fin decenas de vehículos policíacos oficiales, unos balizados otros no, además del camión blindado de la Policía Federal, llegaron a la puerta de deportaciones de la línea internacional donde en rápida maniobra les fue entregada la “luminaria” del crimen.

Con sirena abierta y códigos encendidos, el convoy se dirigió a las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva (PEP) donde se concluyeron las verificaciones del estado de salud del presunto y su identidad a través de huellas dactilares y demás.

Tras corto tiempo en la PEP, “El JT” fue trasladado con el mismo convoy al cuartel militar del 23 Regimiento de Caballería Motorizada, donde hasta ayer tarde permanecía, sólo se sabía que estaban esperando la autorización para trasladarlo al Aeropuerto Internacional de Mexicali y llevarlo a la Ciudad de México a las oficinas centrales de la Procuraduría General de la República (PGR).

“El JT” fue extraditado a Estados Unidos por delitos cometidos en aquel país y mediante un convenio con la Interpol y la PGR se dio la repatriación, ya que dicho sujeto está relacionado con el asesinato del cabo de Infantería, Julio César Samayo.

Se dice que Torres Félix es uno de los principales lugartenientes del Cártel de Sinaloa y fue apresado en el 2004 por autoridades mexicanas en el fraccionamiento Colinas de San Miguel, en Culiacán, Sinaloa, y luego extraditado al vecino país.

Estuvo recluido en la cárcel de mediana seguridad de Beckley, localizada en el condado de Raleigh, Virginia Occidental, a 51 millas al sureste de Charleston, pero antes había permanecido en la prisión federal de Yazoo City, en el Estado de Mississippi, supuestamente por servir como testigo protegido a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

El año pasado, elementos del Ejército dieron muerte en un enfrentamiento a su hermano Manuel Torres Félix, alias “El Ondeado” o “El M1”, quien tomara su lugar en el Cártel de Sinaloa.

Meses antes, su hijo Joel Torres fue ejecutado a bordo de un Mercedes Benz en Sinaloa.