La reforma a las telecomunicaciones

GODEZAC Y DIÓCESIS ESTRECHAN COLABORACIÓN PARA PREVENIR ACCIDENTES POR USO DE ARTIFICIOS PIROTÉCNICOS
marzo 27, 2013
SEDER se acerca a líderes del sector pecuario
marzo 27, 2013

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Calibri”,”sans-serif”; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}

Pedro de León Mojarro

(Los asegunes)

La Iniciativa de Reforma a la Ley de Telecomunicaciones no proviene del azar, es producto de un diagnóstico de la industria de las telecomunicaciones en México, que permite identificar factores críticos y capacidades competitivas, así como un conjunto de acciones que podrían contribuir a establecer un círculo virtuoso de competitividad y crecimiento sostenido. Algunos analistas han afirmado que esta iniciativa le daría hasta dos puntos porcentuales al PIB nacional.

No obstante el deterioro generalizado de la economía, las telecomunicaciones han mostrado su fortaleza, en vista de que los ingresos anuales pasaron de 215 mil millones de pesos en 2004 a cerca de 300 mil millones de pesos en 2009

Sin embargo, las telecomunicaciones en nuestro país, son caras y malas, multitud de tecnologías, como la telefonía móvil, telefonía fija, televisión y radio abiertas y restringidas y, por supuesto, el acceso a Internet, salvo excepciones no han contribuido al crecimiento y desarrollo del país.

Debo reconocer que se han hecho esfuerzo para la regulación del espacio radioeléctrico. Sin embargo, aún existen tres limitantes en este entorno que afectan negativamente a la industria: la regulación inadecuada y/o deficiente; la imposibilidad de los organismos reguladores para hacer cumplir la legislación existente y el excesivo uso de recursos jurídicos a fin de impedir la adecuada aplicación de la ley, o para aprovechar los vacíos existentes en el marco normativo.

El rezago tecnológico y el egoísta juego empresarial en el capitalismo mexicano, resultan a todas luces insostenibles en las condiciones actuales del mercado mundial, por eso afirmo que La Iniciativa de Reforma a la Ley de Telecomunicaciones seguramente servirá para corregir las distorsiones y abusos en que cayo esta mina de oro en que se convirtieron las telecomunicaciones para los concesionarios, más no así para la población.

Las reglas de la competencia

Si realmente deseamos competitividad, necesitamos incentivar la competencia; por ello, el presidente Peña Nieto sintetizó así la sustancia de su Iniciativa de Reforma a la Ley de Telecomunicaciones: 1. Asegurar la cobertura universal de servicios de telefonía y datos para todo el país; 2. Asegurar buenos precios con tarifas competitivas y 3 Calidad en el servicio así como confiabilidad para la transferencia de datos. Advirtió, además, que la propuesta de reforma representaba el fin del manejo político de las comunicaciones.

Para la mayoría de los analistas, existen muchas ventajas con la Iniciativa. Para empezar, coinciden en que la reforma en materia de telecomunicaciones tiene un trasfondo social, ya que impactará en el desarrollo económico y en igualdad en cuanto al acceso a nuevas tecnologías de la información y como dicen algunos, la competencia genera competencia y esta es garantía de mejores servicios a menores costos.

Es una reforma que coadyuva para que mayor población, cuente con acceso a Internet y a otros servicios de Telecomunicaciones, amén de que abre un amplio margen de posibilidades para que México ingrese de manera integral a la era digital.

El espectro radioeléctrico podrá ser objeto de un aprovechamiento ordenado, con rectoría del Estado y con amplios incentivos para la inversión, a fin de evitar la concentración y se castigue a quienes cometan abusos contra usuarios y consumidores; con ella se pretende proporcionar a los mexicanos productos eficaces, oportunos, de calidad y competitivos, lo que significa un avance definitivo hacia un país de libertades.

La propuesta ha concitado opiniones críticas que deben tomarse en cuenta; por ejemplo, las que sostienen que hay que esperar la decisión de los diputados para que aprueben una reforma verdadera, evitando las presiones y tentaciones de los grupos de interés, pero sobre todo, cuidar hasta lo último el nombramiento de los siete comisionados, incluyendo al comisionado presidente, para que la Comisión Federal de Competencia Económica y el Instituto Federal de Comunicaciones (COFETEL e IFETEL) cuenten con elementos de la mayor capacidad profesional, honradez y aptitud para el trabajo colegiado.

Yo coincido, lectora, lector queridos, con quienes se muestran optimistas por esta Reforma, pero también estoy de acuerdo con quienes nos invitan a ser cautelosos en un proceso que nos debe unificar como mexicanos, para recuperar el poder de Estado en la vertiente de las telecomunicaciones.

Y si ustedes no tienen inconveniente, muchas gracias por sus comentarios y nos leemos el próximo jueves.

P.D. Recuperar los valores. Vuelvo a insistir, ojalá que pronto la televisión y la radio, se conviertan en los medios para transmitir valores y elevar la cultura cívica. ¿Será mucho pedir? O se vale soñar

Correo: pedro_deleonm@hotmail.com / twitter: @Pdeleonm

Facebook: Pedro de León Mojarro.

* Coordinador de Delegaciones de la SEDESOL.