El Vaticano rechaza las acusaciones contra Bergoglio por su actuación en la dictadura argentina

Momias de Guanajuato, a punto de volver a México
marzo 15, 2013
Se eleva 62% desaparición de mujeres
marzo 17, 2013

Las acusaciones contra el cardenal Jorge Mario Bergoglio —ahora el papa Francisco— por su supuesta actuación condescendiente durante la dictadura argentina (1976-1983) forman parte de una campaña de carácter “calumnioso y difamatorio” promovida por una publicación local, señaló este viernes el Vaticano.

“La campaña contra Bergoglio es conocida y se refiere a hechos de hace muchos años”, dijo Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, sin nombrar al medio que difundió información al respecto.

La carrera del Papa como sacerdote en Argentina coincidió con la Guerra Sucia. Algunos dicen que la Iglesia no hizo mucho para confrontar a la dictadura militar.

Bergoglio, en particular, fue mencionado en una denuncia por complicidad en el secuestro de dos jesuitas liberales en 1976.

Lombardi dijo que la acusación es de origen “muy conocido y notorio”, y refiere a hechos cuando el pontífice ni siquiera era obispo.

“No ha habido nunca una acusación concreta en su contra”, dijo Lombardi. Si bien se le interrogó alguna vez por el caso, solo fue como una persona conocedora de hechos, “pero nunca ha sido imputado” de forma oficial, agregó el vocero.

“Existen, en cambio, muchas declaraciones” que demuestran cuánto ayudó a proteger a jesuitas durante la dictadura. El Vaticano acusó a “elementos anticlericales de izquierda” que solo intentan atacar a la Iglesia.

Al menos unos 30,000 argentinos murieron o desaparecieron durante la dictadura que duró siete años.