Le roció un solvente y prendió fuego a su novia porque lo quería terminar

“Puñal” o “maricón”, expresiones que llevan a juicio por daño moral
marzo 7, 2013
El Vaticano instala la chimenea que anunciará la elección del Papa
marzo 10, 2013

Hubo resistencia para iniciar la denuncia y cuando al fin se inicio la averiguación previa, vino un comportamiento de la policía que ella no esperaba.

 

Pachuca, Hidalgo.- Un joven tomó la irracional decisión de prenderle fuego a su novia luego de que ella le pidiera que terminaran la relación; la empujó y golpeó, para luego rociarle thinner y prenderle fuego.


“Le dije que ya no quería estar con él, que terminábamos esta relación, entonces de ahí me empujo a su recamara y me empezó a golpear en los brazos en la parte del estómago, me sujetó y aventó a la cama y me empezó azotar la cabeza con la cabecera”, dijo Gloria, la víctima.


La pesadilla siguió varios minutos más, hasta que el cobarde novio tomo una decisión irracional y la roció de thinner para luego prenderle fuego.


“Me empezó a rociar el thinner en la cara y era muy fuerte el olor y entonces agarré lo primero que encontré para limpiarme la cara, cuando de repente no sé de dónde sacó un cerillo y me prendió fuego, salí gritando”, dijo Gloria.


Su mismo agresor, la cubrió con una sabana y apago el fuego, le cubrió el rostro y la amenazo para que no siguiera gritando. Ella escapó en un descuido del agresor para ser atendida en un hospital donde la mantuvieron por 10 días.


El testimonio fue contado al Ministerio Público de Mixquiahuala, pero hubo resistencia para iniciar la denuncia y cuando al fin se inicio la averiguación previa, vino un comportamiento de la policía que ella no esperaba.


“El comandante del Ministerio Público fue a decirme que tuviera un acuerdo con mi ex novio y me dijo que si yo pretendía meterlo a la cárcel, que a la mejor la demanda no procedería, porque él alcanzaba fianza y saldría libre”, agregó Gloria.


Por lo pronto la Procuraduría ya consigno el expediente ante el juez penal después de casi dos meses y hoy la policía ya busca al presunto responsable para hacerlo pagar por su delito, por el que no alcanza a salir libre bajo fianza.