Advierten en EU sobre policía civil.

Julian Assange se pronuncia #YoSoy132
febrero 25, 2013
¿Porqué quiero ser Candidato? : Pepe Pasteles
febrero 26, 2013

El gobierno mexicano no debe tolerar a los grupos de autodefensa ciudadana que principalmente operan en el estado de Guerrero, recomiendan especialistas de The Brookings Institution en Estados Unidos.


El think tank de investigación de políticas públicas advierte el riesgo de que se incremente la violencia por la proliferación de las policías civiles en México que han causado la muerte de tres personas desde enero.


En su investigación, el Instituto con sede en Washington considera vital que el actual gobierno federal se enfoque en el mejoramiento de las fuerzas policiales locales. También resalta la necesidad de incorporar los reclamos ciudadanos en el diseño de la lucha contra el crimen.


La agrupación especializada en investigaciones políticas y económicas de alcance global apoyó la creación de la gendarmería nacional que pretende el gobierno federal en su estrategia de seguridad.


Preocupan a EU policías civiles


En Estados Unidos preocupa el brote de grupos armados de autodefensa en México. The Brookings Institution, organización de investigación de políticas públicas sin fines de lucro, señala en un análisis, que el gobierno de Enrique Peña Nieto debe mejorar las fuerzas policiacas  locales, de lo contrario seguirán apareciendo este tipo de grupos de autodefensa.


En el análisis La Piñata de Peña Nieto: La promesa y peligros de la nueva política de seguridad de México en contra del crimen organizado, The Brookings Institution examinó la política de seguridad actual en México y el surgimiento de estos grupos de autodefensa ciudadana.


En enero pasado, en Ayutla de los Libres Guerrero, unos 800 hombres encapuchados y armados con machetes y escopetas conformaron en la zona montañosa del estado los grupos de autodefensa que, a través de patrullajes y retenes capturaron a más de medio centenar de supuestos delincuentes, todos ellos actualmente liberados o en  manos de la justicia oficial.


A partir de ese momento rápidamente se formaron otras células de civiles armados en comunidades cercanas a Ayutla todas afiliadas al grupo Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).


En nuestro país se registra la presencia de estos grupos en al menos ocho estados de la República: Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Chiapas, Morelos, Hidalgo, Jalisco y el Estado de México.


El estudio, a cargo de la investigadora Vanda Felbab-Brown, menciona también otros movimientos de defensa similares que han surgido en los últimos años como en el municipio de Cherán, Michoacán, en 2011, cuando los pobladores tomaron medidas para detener la tala ilegal por parte de grupos criminales que intimidaban a los habitantes para llevar a cabo tráfico de madera en la zona.


Recomienda no tolerar estas fuerzas milicianas, incorporar las preocupaciones y prioridades de los ciudadanos en el diseño de la lucha contra el crimen organizado, y establecer consejos ciudadanos de seguridad pública a nivel local.


En el estudio se analizó el reenfoque en materia de seguridad de la administración del gobierno actual. Y aunque reconoce que el mandatario Enrique Peña Nieto ha adoptado como una prioridad la reducción de violencia, entre ellos los abusos cometidos por militares, no existen planes concretos para lograr estos objetivos.


Remarcó que el jefe del Poder Ejecutivo ferderal tiene un año difícil por delante, luego de los altos niveles de homicidios y violencia registrados durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.


Entre las preocupaciones que surgen en la presentación de la nueva estrategia de seguridad,  es que el PRI pueda buscar acuerdos con organizaciones de narcotraficantes, como, afirma, ocurrió durante el periodo de 71 años en el que ese partido gobernó México; sin embargo Felbab-Brown explicó que actualmente el poder político y los cárteles delictivos se han fragmentado y estructurado en muchas capas, por lo que es poco probable que ocurra.


Entre las propuestas que aplaude el estudio de The Brookings, es la creación de la Gendarmería Nacional, que considera “tiene sentido” en un momento en el que los criminales se han vuelto muy violentos y la fuerza policiaca se encuentra rebasada.


Sin embargo, señala, quedan pendientes detalles como qué tipo de elementos se integrarán a este brazo de seguridad, y si tendría capacidad legal para investigar crímenes o dependerá de otras agencias de procesamiento y ejecución de lasleyes.


Además, advierte que construir una gendarmería podría tomar casi una década.


Justicia por mano propia


El incremento de actos delictivos en algunas zonas del país ha provocado que habitantes quieran defenderse por sí mismos:


Pobladores argumentan que la instalación de estos grupos tiene su legitimidad en usos y costumbres, pues se trata de comunidades indígenas.


La falta de regulación de estos grupos ha permitido que algunos pobladores caigan en excesos, como haber herido a dos turistas por no obedecer un retén en la comunidad de Las Mesas Guerrero.


Además, se retuvo a 54 personas en Ayutla Guerrero, las cuales fueron entregadas a las autoridades del estado.


En 1995, tres municipios de la Costa Chica de Guerrero decidieron organizarse para enfrentar la violencia.


Cué ve riesgos en grupos armados


El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, calificó como un riesgo la creación de grupos de autodefensa en diversas regiones del país, como una forma de protegerse del crimen.


El mandatario local afirmó que Oaxaca es un destino seguro, que no justifica la existencia de grupos que operan al margen de la ley.


“Oaxaca es un destino seguro y atractivo, que no justifica la existencia de grupos de autodefensa que operen al margen de la ley y en el anonimato, ello supone un serio riesgo para la población, ante la probable comisión de injusticias; así como una amenaza ante la posibilidad permanente de ser infiltrados por los grupos criminales.”