EU exige a Chihuahua agua que le corresponde

Médico venezolano cree posible que Chávez está parapléjico
febrero 22, 2013
El Vaticano se lanza contra la prensa por “chisme” de ‘lobby gay’
febrero 24, 2013

Ciudad de México, México.- Estados Unidos no podrá entregar 74 millones de metros cúbicos como lo establece el Tratado Internacional de Aguas de 1906, pero sí le exigió al gobierno de Chihuahua que abra sus presas para entregar la que le corresponde.

Ante esto, el gobernador de Chihuahua, César Duarte, dijo que no hay agua para exportar.

“A mí me parece que Texas puede tener razón en sus demandas, lo que no tiene razón es exigirle a un desierto que le exporte agua, que es Chihuahua, nosotros estamos en una posición de buscar fortalecer el desarrollo de los chihuahuenses”, señaló César Duarte, gobernador de Chihuahua.


Sequía

La situación de la sequía en Estados Unidos y México mantiene las presas internacionales con niveles bajos históricos que hacen imposible que se cumpla este acuerdo internacional.

Las presas que entregan agua al río Bravo están vacías, como la presa Elefante que tiene 8 por ciento y la del Caballo con sólo el 3 por ciento.

“Para este año la situación se observa aun más crítica. Lo que sí han acordado las tres partes, es de que el agua se reciba toda a partir del mes de junio, es decir, aquella porción que corresponda, tanto a México, a Texas y Nuevo México, se reciba a partir del mes de junio”, destacó Jesús Luévano, secretario de la Comisión Internacional de Límites y Aguas.

El gobierno de Chihuahua, obligado a entregar agua que no tiene para Estados Unidos, buscará una compensación económica del gobierno federal.

“Que se nos dé el trato que se les da a los estados petroleros, se les extrae petróleo y se les da una compensación por ello, el agua y el petróleo tienen la misma condición en la Constitución”, explicó César Duarte, gobernador de Chihuahua.


Abrir presas

Estados Unidos deberá abrir sus presas a partir del mes de abril para entregar 74 millones de metros cúbicos a México, pero la entrega será dos meses después, esperando que el deshielo en el norte escurra agua a las presas internacionales.