QUERIDO MARTIN CARCAÑO:

GOBIERNO DE PUERTAS ABIERTAS A TRANSPORTISTAS: MAR
febrero 20, 2013
RECONOCE ALCALDE EL VALOR DE LA FAMILIA, AL CELEBRAR MATRIMONIOS COLECTIVOS
febrero 20, 2013

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Calibri”,”sans-serif”; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}

QUERIDO MARTIN CARCAÑO:

 

Irma Mejía

Hoy con gran tristeza me he enterado de tu partida a esa otra vida que es donde encontraremos la verdadera paz para nuestra alma. Sé que ahora vas estar mucho mejor y seguramente con esa entereza que te caracterizó hasta el último momento en tu vida terrenal.

Hoy, después de despertar de mi sedante me dieron la terrible noticia de tu ausencia de esta vida, y quise comprobarlo al tomar mi computadora como cuando uno siente le necesidad de confirmar que se tratara de una equivocación, más aún que en las últimas semanas he tratado de estar aislada del mundo por el bien de mi recuperación.

 

¿Sabes? –Bueno, quizá ya nunca lo sabrás- Justamente, hace una semana te vi al salir del elevador del área de Especialidades del IMSS. Yo fui a mis estudios pulmonares y por mi caminar lento prácticamente ir vestida como un esquimal tapada de pies a cabeza (y bueno por estar chiquita) no me viste, yo te alcance a ver por una pequeña hendidura a la altura de la vista que me dejaba un gorro y una bufanda.

Me percate que eras tú. Si ese MARTIN que jamás se quitó la camiseta color blanca con el logotipo de NTR y creí ver siempre e ti una ligera sonrisa, jamás te vi negativo, sino siempre positivo.

No logre saludarte, porque mi voz era deficiente y mi caminar y respiración igual, pero de verdad que me hubiera encantado darte un abrazo.

La última vez que platicamos fue en diciembre 2012. ¿Recuerdas? Fue en la camioneta del procurador. Seguramente nuestro amigo ALBERTO CHUI se acordara que nos subimos a esa camioneta.

Yo ese día andaba muy estresada por unos reportajes y otros asuntos que me traían muy atareada. Recuerdo que me preguntaste: ¿Qué tienes Irmita? ¿Qué haces con el señor fiscal tan apurada?

Yo te conteste que tenía mucho trabajo. Y tú con tu positivismo, pese a esa dura enfermedad y que jamás te quitó esa sonrisa, me dijiste: ¿Y para que te preocupas, el trabajo nunca se acaba?

Ciertamente –conteste-, pero cuando tienes muchos amos con algunos quedas mal y en esta fechas de diciembre debo hacer muchas cosas periodísticas, porque el trabajo universitario me ha quitado mucho tiempo y ya me siento culpable con mis medios, porque siento que he fallado un poco. Incluso, ya ando un poquito enferma de las vías respiratorias.

Moviste tu cabeza y me dijiste: Mejor te deberías cuidar y luego ponerte a trabajar ¿Pa’ que trabajas? ¡Disfruta la vida! Hasta ahí quedó nuestra charla, porque tuviste que abandonar la suburban del Procurador para irte con su nuestro amigo Alberto Chiu.

¡Fíjate nadamás! Cuánta razón tenías Martín. Después de esa fecha comencé a enfermar gravemente y, en efecto, sólo logre terminar una edición de mi pequeña empresa periodística, pero ni siquiera logre terminar mi reportaje que supiste que andaba realizando para el otro periódico, hasta ahora que estoy en convalecencia, ya lo he podido terminar porque sigo en franca recuperación y sin tanto estrés.

 

UNO NUNCA SABE SI SERÁ LA ULTIMA VEZ…..

 

Una vez más la vida, me deja una gran lección. Uno nunca sabe si será la última vez que vea a alguna persona o bien que uno siga viva, por ello, uno no debe quedase con el “hubiera”, más si sale del corazón.

Aquella vez que vi a MARTÍN por última vez en Especialidades del IMSS, simple y sencillamente debí haber hecho lo posible por llamar su atención y saludarlo y abrazarlo.

Así es que una vez más debemos reflexionar que la vida es hoy, es lo más maravilloso y como nos toque vivirla, hay que aceptarla y vivirla de la mejor manera como nuestro querido MARTIN CARCAÑO decidió vivirla así.

Martín, desde donde estoy en cama te envío mis oraciones, porque sé que ya tu alma descansa en un mundo mejor….Bendiciones!!!!

 

Aquí agregó el pensamiento de Víktor Frankl que seguramente aplicó a su vida Martín y que todo mundo deberíamos aplicarlo:

 

“Si no está en tus manos

cambiar una situación

que te produce dolor,

siempre podrás escoger

la actitud con la que afrontes

ese sufrimiento”

 

DESCANSE EN PAZ!!!!!