Fin al flagelo del hambre

REFORMA MIGRATORIA, PRIORIDAD NUMERO UNO DE LA AGENDA LEGISLATIVA EN E.U.
enero 31, 2013
RUMORES 27/01/2013
enero 31, 2013

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Calibri”,”sans-serif”; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}

Pedro de León Mojarro

 

El Sol de Zacatecas

24 de enero de 2013

El pasado 21 de enero, en la población de Las Margaritas, centenares de mexicanos procedentes de todos los rincones del estado de Chiapas se dieron cita para escuchar de primera mano las líneas generales del programa que habrá de impulsar el gobierno, para abatir el problema más acuciante de los mexicanos más pobres, que es el hambre.

 

Una visión política contra el hambre:

 

La corresponsabilidad ciudadana sugirió con naturalidad, para este proyecto, el nombre de Cruzada contra el Hambre. En efecto, se trata de organizar una gran Cruzada, porque implica la unión ciudadana bajo un mismo ideal: derrotar a la pobreza y el hambre.

 

Sobre el tema, se han escrito mucho a favor y en contra del programa, la duda persiste para muchos. Esto es natural en un país donde se ha prometido sin resultados tangibles para los más necesitados; sin embargo, seguramente los programas que se realinearan bajo la decisión del presidente de la república para poner en práctica la Cruzada, permitirán en el corto plazo dar los resultados que todos deseamos.

 

Ubiquémonos: es un problema de Estado, en el que gobierno y sociedad somos igualmente corresponsables. De la alimentación de calidad para todos, depende que nuestro país camine vigorosamente hacia el desarrollo social y económico. Si se busca impulsar con altas calificaciones el gran proyecto nacional, es imprescindible asumir con seriedad, inteligencia y compromiso de todos nosotros, este problema fundamental de los mexicanos. La tarea no será fácil, la amplitud y profundidad del trabajo removerá lastres y conductas patrimonialistas, por ello es necesario reiterar en el convencimiento social de los mexicanos mediante la organización y la movilización.

 

Ya desde 1991, el expresidente brasileño Lula advertía que: “Garantizar la seguridad alimentaria es promover una verdadera revolución que, más allá de los aspectos económicos y sociales, también implica profundos cambios en la estructura de dominación política. En muchas regiones del Brasil se mantienen las condiciones de pobreza, porque facilitan la perpetuación en el poder de elites conservadoras que desde hace siglos dirigen el país.”

 

En nuestro país tendremos que volcarnos hacia una doble jornada, derrotar el aliento del atraso y, corresponsablemente, convencernos a nosotros mismos de que, ante la dimensión del gran reto que se plantea, es la unidad y solidaridad de los mexicanos la que permitirá mejores condiciones de vida para arrebatar de la pobreza a 7.4 millones de compatriotas que, en la actualidad, carecen de los recursos básicos para vivir.

 

Propuestas para vivir Sinhambre:

 

El proyecto dado a conocer el lunes pasado por el presidente Peña Nieto, no tengo la menor duda, reúne los requisitos fundamentales de un propósito serio; ya habrá condiciones para ir conociendo resultados, y con éstos convencer a los escépticos.

 

El transcurso del 2013 será un punto de quiebre en cuanto al tratamiento del hambre en el país, porque de ahora en adelante, como aludió en su intervención Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), se busca alcanzar concretamente, mediante una alimentación adecuada, eliminar la desnutrición infantil aguda y lograr un mejoramiento de la talla de los niños pobres, un aumento en la capacidad de producción de alimentos de esos sectores, reducir las pérdidas post-cosecha, y el impulso de la participación comunitaria y la movilización popular.

 

En este evento, ante la asistencia de la totalidad de losgobernadores de los estados (con excepción de Guerrero), el jefe de Gobierno del Distrito Federal y del gabinete en planeo, el presidente, en una declaración sin precedentes, reconoció de manera repetida la gravedad lacerante del hambre en nuestro país, abundó en la importancia del nuevo proyecto y el compromiso con que deben acometerse sus partes esenciales para configurarlo con el programa Hambre Cero, convocado por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

 

La concepción de la Cruzada contra el Hambre no es asistencialista sino de inclusión y participación corresponsable. Como lo afirmó el presidente Peña: “Hay que decirlo con todas las letras, el hambre para muchos es quizá una verdad ignorada. Hay quienes no la conocen, otros quizá no la aceptan y algunos ni se atreven a mencionarla”.

P.D.Vale citar en Fome Cero. (Hambre Cero), de José Graziano da Silva et al: “Es fundamental entender que la seguridad alimentaria de un país va más allá de la superación de la pobreza y del hambre (…). Es necesario asociar el objetivo de la política de seguridad alimentaria a estrategias de desarrollo económico y social que garanticen mayor equidad e inclusión social.” Estoy completamente de acuerdo, solo con crecimiento económico abatiremos el hambre y la pobreza de este país.

 

Correo: pedro_deleonm@hotmail.com

 

Facebook: Pedro de León Mojarro

 

twitter: @Pdeleonm

 

*Coordinador de Delegaciones de la SEDESOL