EXHORTA JULIO CÉSAR FLEMATE A SEMARNAT Y CONAFOR A AMPLIAR LOS RECURSOS FINANCIEROS Y TÉCNICOS PARA COMBATIR LA PLAGA DE INSECTOS QUE AFECTA LA SIERRA ZACATECANA.

ENTREGA MAR PREMIO ESTATAL DEL DEPORTE 2012
noviembre 21, 2012
INAUGURAN GOBERNADOR Y SECRETARIO DE EDUCACIÓN PRIMERA ETAPA DE LA UNIDAD PROFESIONAL INTERDISCIPLINARIA DE INGENIERÍA DEL IPN
noviembre 21, 2012

Palacio Legislativo de San Lázaro (20 de noviembre de 2012).- El legislador federal Julio César Flemate Ramírez, presentó ante el pleno un punto de acuerdo para exhortar a los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y de la Comisión Nacional Forestal, Juan Rafael Elvira Quesada y José Manuel Torres Rojo respectivamente, para ampliar el programa técnico y de apoyo que busca controlar y erradicar la plaga de insectos descortezadores que afectan la “Sierra Fría” colindante con Aguascalientes, la “Sierra de Valparaíso” en Monte Escobedo que colinda con Durango, Jalisco y Nayarit así como la “Sierra de Morones” enclavada en la parte sur del Estado del Zacatecas, donde habita el Pino Azul (especie endémica), pues de continuar el avance de dicha plaga, se corre el riesgo de perder una especie única en el mundo y afectar de manera grave, el equilibrio ecológico de la zona.
Actualmente, explicó el legislador, el Estado de Durango sufre del ataque severo de los insectos descortezadores y de no tomar acciones preventivas y correctivas, se corre el riesgo de que el daño se extienda aún más.
Para combatir esta plaga, se requieren de por lo menos 100 millones de pesos y de apoyo técnico. El deterioro causado, enfatizó el legislador, se calcula en 122 mil hectáreas y la pérdida de 600 mil árboles que se encuentran severamente afectados.
Durante su intervención, enfatizó que al menos 50% de la superficie forestal del país se encuentra afectado o desaparecido, aunado a los incendios estacionales que se han venido incrementando los últimos años. “El daño no es menor, ya que los bosques tienen como función dentro del Sistema Hidrológico, la de retener y generar el agua, que beneficia y requieren las comunidades.”
Además, detalló los daños a la economía local y al turismo que deja “al desamparo a las comunidades que ejercen dicha actividad”.  El Punto de Acuerdo fue aprobado por mayoría en el pleno.