chistes

LA DEMOCRACIA SE CONSTRUYE CON LA SUMA DE VOLUNTADES: FRANCISCO ESCOBEDO
noviembre 21, 2012
GIRA POR EL CENTRO DE LA REPÚBLICA DE LA RONDALLA NOSTALGIA JEREZANA
noviembre 21, 2012

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Calibri”,”sans-serif”; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}

El infierno mexicano

Llega un alemán al infierno y va en busca del infierno de su país, lo encuentra y le pregunta a los de la fila:

– ¿Aquí, qué te hacen?

– No pues aquí, primero te acuestan encima de una cama de clavos, luego te sientas en una silla eléctrica y al último llega el diablo y te tortura por una hora.

El alemán decepcionado va y se forma en el infierno inglés y pregunta lo mismo, a lo que le responden describiendo los mismos castigos que el infierno alemán.

Entonces se percata de una fila interminable en uno de los infiernos, por lo que se acerca y pregunta:

– ¿Qué infierno es este?

– Es el infierno mexicano

– ¿Y por qué hay tantos formados aquí?

– Lo que pasa es que aquí, los clavos se los robaron, nunca hay electricidad por falta de pago y pues el diablo llega firma y se va.

 

¿Por qué en argentina hay tantos casos de sietemesinos?

– Porque ni su madre los aguanta nueve meses.

 

Dos gallegos estan hablando. Uno le dice al otro,

-Oye Manolo, bajate del carro y ve hacia atras y dime si funionan las luces intermitentes.

-Manolo va se fija y responde,

ahora si , ahora no, ahora si , ahora no, ahora si , ahora no

 

Fidel muere y llega al cielo pero no estaba en la lista, así que San Pedro lo manda al infierno. Cuando llega al infierno Satanás lo recibe y le dice: – O Hola Fidel ! te estaba esperando, pasa que acá estarás como en casa.

Fidel le responde: – Gracias Satanás pero estuve primero en el cielo y dejé olvidadas mis maletas allá.

– No te preocupes (responde Satanás), voy a enviar a dos diablitos a recoger tus cosas.

Así es como los dos diablitos llegan a las puertas del cielo, pero las encuentran cerradas porque San Pedro estaba almorzando.

– No importa (le dice un diablito al otro), trepamos la puerta y sacamos las maletas sin molestar a nadie.

Empiezan a subir la puerta cuando dos angelitos que pasaban por allí los ven, y un angelito le dice al otro:

– ¡No hace ni diez minutos que Fidel está en el infierno y ya tenemos refugiados!