Se agotará en 2013 fondo de pensiones y jubilaciones: IMSS

Cuatro tibetanos se autoinmolan en protesta contra China; dos mueren
noviembre 8, 2012
Alcalde en Nayarit usó la Banda Presidencial para rendir informe
noviembre 10, 2012

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se encuentra en una crítica situación financiera y es el gasto en nómina y el régimen de jubilaciones y pensiones lo que concentra 88 por ciento de su presupuesto. Además, el fondo para el financiamiento de este rubro se agotará el año próximo, informó la Comisión de Vigilancia del instituto, durante la 103 Asamblea General Ordinaria.


Recomendó que durante el primer semestre de 2013, con los sectores empresarial, obrero y gobierno federal, así como el sindicato, se hagan las propuestas que permitan optimizar sus recursos e incrementar sus ingresos sin elevar las cuotas obrero- patronales. También solicitó al Ejecutivo federal la presentación en el Congreso de la Unión de las iniciativas legales para resolver este problema.


Durante la asamblea, el director del IMSS, Daniel Karam, presentó su último informe de labores ante invitados especiales, como el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro; el presidente de la junta directiva del Senado, Ernesto Cordero; y la secretaria del Trabajo, Rosalinda Vélez, así como representantes del consejo técnico del instituto y trabajadores.


En su exposición, Karam explicó que en esta administración creció la infraestructura en salud y hubo ahorros por 58 mil millones de pesos en medicinas, lo cual equivale a dos años de compra de medicamentos, agregó que se implementó el portal de compras más avanzado de México, ya que era importante lograr ahorros que al final nos permitieron invertir en lo más importante, sin comprometer el resto de la operación de la institución.


Dijo que de 8.8 millones de personas inscritas en 2006 al programa PrevenIMSS, se pasó a 25.1 millones de usuarios registrados y atendidos mediante esquemas preventivos, lo cual también significó ahorros por 6 mil 800 millones de pesos.


Destacó que durante su gestión se trabajó en las prioridades que determinaron los derechohabientes mediante encuestas que se aplicaron, las cuales mostraron que 76 por ciento de los usuarios estaban satisfechos con la atención, lo cual, dijo, es mérito del personal médico y administrativo del IMSS.


Mencionó que durante el pasado sexenio se redujo en 14 por ciento la mortalidad infantil, 13 por ciento la de diabetes y 12 por ciento la mortalidad materna, además, dijo que se han hecho más trasplantes y que aumentaron los renales en 40 por ciento y los de corazón en 50 por ciento.


Aseveró que en este periodo se hizo una inversión histórica en equipamiento médico, con alrededor de 13 mil millones de pesos, recursos con los que se adquirió la tecnología más moderna para la salud, como tomógrafos, equipos para resonancia magnética, mastógrafos, ultrasonidos, equipo radiológico y cardiológico, así como más de mil ambulancias, casi cinco veces más de las que se adquirieron en el sexenio anterior


Destacó que se fortaleció el cuerpo médico del instituto, ya que de los cerca de 80 mil médicos que laboran, 18 mil 700 son nuevas contrataciones, mientras que las casi 102 mil enfermeras contratadas, 24 mil 500 son de reciente incorporación, es decir, alrededor de 30 por ciento del total del personal médico y enfermería se incorporó al IMSS en esta administración.


Son ineludibles las reformas para su fortalecimiento: Karam


En entrevista al término de la asamblea, se le preguntó cómo queda la situación financiera del IMSS, a lo que respondió que el instituto acumula desequilibrios históricos, y gracias a las medidas que se tomaron en esta administración se pudieron aplicar medidas con la finalidad de fortalecer las finanzas, esto no quiere decir que se pueda relajar la eficiencia y transparencia en el gasto. Apuntó que es ineludible llevar a cabo reformas que fortalezcan los ingresos de la seguridad social.


Durante la presentación del informe de la Comisión de Vigilancia, Carlos Gálvez explicó que el instituto se encuentra en una situación financiera complicada, al observarse un desequilibrio estructural con un déficit entre los ingresos y gastos del seguro de enfermedades y maternidad y el seguro de salud para la familia, mientras riesgo de trabajo, invalidez y vida y guarderías, presentaron superávit en el ejercicio 2011-2012.


Detalló que del análisis realizado en el informe presentado por el IMSS al Ejecutivo federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y riesgos del instituto, se encontró que en 12 años el pasivo laboral ha crecido a una tasa real de 12 por ciento anual, pasando de 422 mil millones de pesos en 2000, a mil 421 millones de pesos en 2011, 9.9 del PIB de ese año.


La subcuenta de la que se obtuvieron los recursos para solventar el pago de jubilaciones y pensiones para el periodo 2009-2011, agotará sus recursos en 2013, con lo que quedará sin financiamiento el pago de los trabajadores de la institución y se deberá recurrir a otras reservas.


De no actuar ahora, sobrevendrá el quebranto en 2015: Carazo


José Luis Carazo, representante del sector obrero ante el Consejo Técnico, sostuvo que de no actuar con prontitud, en 2015 se dará el quebranto de la institución. Advirtió, asimismo, que el instituto tiene recursos insuficientes para atender a los derechohabientes; el crecimiento del ingreso anual es de 1.9 por ciento, mientras el régimen de jubilaciones y pensiones se eleva en 10 por ciento promedio anual.


El gobierno federal, concluyó, incrementó el gasto en salud, pero lo destinó en su mayoría a financiar el Seguro Popular sin favorecer a otras instituciones del sistema nacional de salud.