El papa dice que quienes se han alejado de Dios han caído en la miseria

Aparece rostro de jesús en una sartén
octubre 27, 2012
Reitera Fox propuesta de legalizar todas las drogas en México
octubre 28, 2012

Benedicto XVI dijo hoy que las personas que se han alejado de Dios, que ya no lo consideran importante en sus vida han perdido una gran riqueza, “han caído en la miseria, se han convertido en mendigos de la existencia y necesitan una nueva evangelización”.

El papa hizo estas afirmaciones en la homilía de la misa con la que clausura del Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización, que comenzó el 7 de octubre y en el que han participado 262 obispos de todo el mundo, que concelebran hoy con él.

“Hay riquezas preciosas para nuestra vida y que no son materiales, que podemos perder”, dijo el papa ante varios miles de fieles, ante los que recordó el caso del pasaje evangélico del ciego Bartimeo caído en la miseria desde un posición de prosperidad.

Bartimeo, agregó, puede ser la representación de cuantos viven en regiones de antigua evangelización, “donde la luz de la fe se ha debilitado, y se han alejado de Dios, ya no lo consideran importante para la vida”.

“Son personas que han perdido una gran riqueza, han ‘caído en la miseria’ desde una alta dignidad, no económica o de poder terreno, sino cristiana, han perdido la orientación segura y sólida de la vida y se han convertido, con frecuencia inconscientemente, en mendigos del sentido de la existencia”, afirmó el Pontífice.

El obispo de Roma subrayó que son personas que tienen necesidad de una nueva evangelización, de un nuevo encuentro con Jesús, “el Cristo, el Hijo de Dios, que puede abrir nuevamente sus ojos y mostrarles el camino”.

El papa manifestó que es “urgente” anunciar nuevamente a Cristo donde la luz de la fe se ha debilitado, allá donde el fuego de Dios es como un rescoldo que pide ser reavivado.

Benedicto XVI aseguró que la nueva evangelización concierne a toda la Iglesia, que ha de acompañar los sacramentos de iniciación cristiana -bautismo, confirmación y eucaristía- con una catequesis adecuada.

También dijo que la nueva evangelización tiene que estar conectada con la “misión ad gentes”, entre los hombres y que la Iglesia tiene que utilizar métodos nuevos, usando nuevos lenguajes, apropiados a las diferentes culturas del mundo, para proponer a Cristo.

El papa concelebra la misa con 332 clérigos, de ellos 49 cardenales, 8 patriarcas de Iglesias orientales en comunión con Roma y 71 arzobispos.

Entre los concelebrantes se encuentran los tres presidentes del Sínodo, los cardenales Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara (México); el chino John Tong Hon, obispo de Hong Kong, y Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo de Kinshasa.