Cotorreando 07/10/2012

ES URGENTE LA REACTIVACIÓN DEL CAMPO MEXICANO: DAVID MONREAL
octubre 8, 2012
Rumores 07/10/12
octubre 8, 2012

Se encuentra un borracho llorando frente a un letrero, y pasa un amigo y le pregunta:
¿Por qué llora?
El borracho indica el letrero y dice:
Ya no hay verguenza en este país, ahí dice “Se vende madre sin sentimiento.”
El amigo le dice:
¡No sea bruto!, ahí lo que dice es “Se vende madera, zinc, cemento.”
Leyes Inexorables

– Cuando necesites abrir una puerta con la única mano libre, la llave estará en el bolsillo opuesto.
– La única vez que la puerta se cierra sola es cuando has dejado las llaves dentro.
– Cuando tengas las manos llenas de grasa, te comenzará a picar la nariz.
– Cuando las cosas parecen ir mejor, es que has pasado algo por alto.
– Si mantienes la calma cuando todos pierden la cabeza, sin duda es que no has captado la gravedad del problema.
– Los problemas ni se crean, ni se resuelven, sólo se transforman.
– Llegarás corriendo al teléfono justo a tiempo para oír como cuelgan.
– Si solo hay dos programas en la tele que valgan la pena ver, serán a la misma hora.
– La probabilidad de que te manches comiendo, es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio.
– Todo cuerpo sumergido en la bañera hará sonar el teléfono.
– Todo cuerpo sentado en el inodoro hará sonar el timbre de la puerta.
– La velocidad del viento aumenta proporcionalmente al precio del peinado.
– Cuando tras años de haber guardado una cosa sin usarla decides tirarla, no pasará más de una semana que la necesites de verdad.
– Siempre que llegues puntual a una cita no habrá nadie allí para comprobarlo, y si por el contrario llegas tarde, todo el mundo habrá llegado antes que tú.
– No te tomes tan en serio la vida, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.
-¿Por qué estás preso?
-¡Me agarraron en un asalto a un banco! Por que mi compinche le hizo caso a un cartelito
-¿Qué decía?
– Cuente el dinero antes de retirarse de la ventanilla
Llevan a Emily de emergencia al hospital pues ha sufrido un paro cardíaco. La llevan de inmediato al quirófano, y en medio de la operación, Emily tiene una experiencia de ultratumba. Se ve así misma caminando por el famoso túnel y al final esta Dios esperándola. Al verlo Emily le dice:
Dios mío, te agradezco la vida que me diste, a pesar de que muero a los 62, no tengo de que quejarme.
Dios le contesta:
Emily, aún te quedan 40 años de vida, disfrútalos.
Al oír esto Emily despierta en su cuarto de hospital. Allí decide que si va a vivir 40 años más, pues se los disfrutará. Se hace una cirugía plástica, se pone implantes de silicona, se hace liposucción, en fin queda como una joven de 20. Al fin es dada de alta del hospital y al salir, viene una ambulancia y la mata.
Llega Emily de nuevo frente a Dios y le dice:
Señor, me dijiste que viviría 40 años más.
A lo que Dios le contestó:
Ay, perdóname Emily, fue que no te reconocí.