Basta de mediocridad III.

Terminan tramos carreteros.
octubre 8, 2012
SIGNAN CONVENIO DE COLABORACIÓN ENMAC Y CONALEP
octubre 8, 2012

(Mercado Laboral y Entorno Empresarial.)
Pedro De León Mojarro*

Las dos entregas anteriores las hemos dedicado a presentar varias propuestas que el Secretario de la OCDE propone para mejorar el entorno y la competitividad de México, hacia dentro y hacia el exterior. Con motivo de la Reforma Laboral, en esta entrega y para concluir propongo a su amable consideración, lectora lector queridos, dos temas complementarios: El mercado laboral y el entorno empresarial.
1.- El mercado laboral.
De todos es sabido que México vivía con una legislación laboral aprobada a principios del siglo pasado, legislación que evidentemente nada tiene que ver con la actual relación Capital – Trabajo, caracterizada por la apertura comercial de México hacia el mundo y las relaciones internacionales de competencia entre los mercados nacionales y extranjeros. El desempleo y la enorme ocupación en la economía informal, se deben entre otras cosas, nos guste o no, a una regulación para la contratación de la fuerza de trabajo cerrada y restrictiva, que como lo señalaremos más adelante inhibe la inversión extranjera.
El documento de la OCDE hace especial hincapié en la reforma a la ley del trabajo para: “Aumentar los incentivos al empleo formal, promover los contratos temporales y de tiempo parcial, adoptar nuevas formas de capacitación laboral, fomentar los periodos de prueba, facilitar el uso de contratos temporales si que por ello deje de cumplirse la protección al empleo, mejorar la representación de los trabajadores en contratos colectivos y, algo muy importante crear un programa eficaz de protección a los trabajadores en caso de desempleo”, propuesta que el Lic. Enrique Peña Nieto adopto como compromiso de campaña, denominándolo “seguro de desempleo”
2.- El entorno empresarial.
El documento en mención señala que México requiere “un ambiente favorable para los negocios a fin de estimular la formalidad y reducir la informalidad, a través de una mejor política regulatoria, competencia más intensa, flexibilizar el sistema regulatorio a la inversión extranjera (IED), mejorar la gobernabilidad y asegurar el estado de derecho.”
No obstante que México es uno de los países que mayores tratados comerciales tiene firmados con distintos países, paradójicamente se encuentra entre los 8 de la OCDE en el índice de mayor restricción a la IED, lo que exige indudablemente acatar con categoría de urgente las recomendaciones mencionadas para que junto con la reforma laboral México pueda estar preparado para convertirse en uno de los países más atractivos para la inversión de capital nacional y extranjero; sobre todo en la coyuntura actual en la que el mercado norteamericano se ha restringido considerablemente tanto para la captación de fuerza laboral (migrantes mexicanos) como para la exportación de los productos nacionales.
3.- Conclusión.
Lamentando la posición extremista de la izquierda mexicana que siempre termina jugando al “todo o nada” para finalmente quedarse con el nada; la reforma laboral recientemente aprobada constituye un paso muy importante en la urgente y necesaria adecuación de México a la competencia internacional para mejorar su economía, generar empleos y abatir la terrible desigualdad que conlleva al peor de los males que padecemos: la inseguridad.
Y si ustedes no tienen inconveniente lectora lector queridos, en la próxima entrega hablaremos de las bondades y las omisiones de la reforma laboral, anticipando que con esta según afirma la Secretaría del Trabajo, se crearan 400 mil empleos anualmente en promedio. Vamos a ver.
P.D. Venturosamente ha comenzado la cosecha de frijol con buenos augurios en términos de producción gracias al temporal y al perseverante esfuerzo de los productores zacatecanos. Lo preocupante es que los compradores, como siempre sucede, intentan bajar el precio menor de diez pesos el kilo. Lo que indudablemente significa un “robo al despoblado” ante un esfuerzo que poco comprendemos y lo que es peor, el bajo precio al productor no se traduce a un bajo precio al consumidor, porque si ustedes van al súper lo encuentran entre 30 y 35 pesos el kilo.
pedro_deleonm@hotmail.com    twitter: @Pdeleonm                                        4 de Octubre del 2012.
Facebook: Pedro de León Mojarro.
*Delegado Operativo del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.