Corea del Norte amenaza a EE.UU. con una posible guerra termonuclear

Chef guisó cadáver de su esposa a fuego lento
septiembre 30, 2012
Comparan movimiento del 68 con #YoSoy132
octubre 2, 2012

Pyongyang acusa a Washington de planear una «invasión militar» en la península coreana, donde la tensión es «creciente»

 

El viceministro de Exteriores de Corea del Norte, Pak Kil Yon, ha denunciado este lunes que Estados Unidos pretende llevar a cabo una invasión militar de la península coreana, advirtiendo de que con ello podría desencadenar en una «guerra termonuclear». En su intervención ante la 67ª sesión plenaria de Naciones Unidas, Pak ha aseverado que Estados Unidos «ha dibujado diferentes escenarios para una guerra coreana y está esperando la ocasión para implementarlos con una invasión militar».


«Estados Unidos realiza continuamente ejercicios militares bajo diferentes códigos, poniendo a la península coreana al borde de la guerra», ha dicho a modo de ejemplo, en alusión a las prácticas militares con Corea del Sur en el mar Amarillo. En la misma línea, ha recordado que el pasado mes de abril Estados Unidos «obligó» al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a aprobar una resolución contra Corea del Norte por lanzar un cohete para poner en órbita un satélite meteorológico, «demostrando una vez más su abuso del poder». Así, ha alertado de que «la política hostil de Estados Unidos hacia Corea del Norte ha hecho que la península coreana entre en un círculo vicioso de creciente tensión, convirtiéndola en uno de los lugares más peligrosos del mundo, ya que podría estallar una guerra termonuclear».


«Herramienta disuasoria»

En este contexto, el viceministro ha sostenido una vez más que las armas nucleares del régimen comunista son una «herramienta disuasoria» sumamente necesaria, en este clima de creciente tensión, para defender la soberanía norcoreana.

 

Pak ha indicado, además, que el líder norcoreano, Kim Jong Un, «está determinado a ayudar a su pueblo, que ha superado numerosas penurias, para que disfrute de una vida feliz en un próspero Estado socialista». A este respecto, ha señalado que Kim está dispuesto a abrir un nuevo capítulo en las relaciones internacionales, estableciendo vínculos con «otros países amigables», sin importar el pasado, según informa la organización en un comunicado.


El viceministro ha afirmado que «el pueblo norcoreano sigue a su líder con absoluta confianza -como un único corazón-, avanzando con determinación hacia la victoria final, con un gran optimismo sobre el futuro». Y ha subrayado el fracaso de Naciones Unidas «como promotora de las relaciones de cooperación entre estados», debido a «las flagrantes violaciones de los principios de soberanía e igualdad entre estados recogidos en la Carta de la ONU».


«Democratizar» la ONU

En concreto, ha mencionado «la injustificable injerencia y el uso de la fuerza que han violado la soberanía y la integridad territorial en Siria, así como el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino». Para «democratizar» Naciones Unidas, Pak ha propuesto fortalecer la Asamblea General, ya que su «autoridad moral» ha quedado demostrada con sus resoluciones para el desmantelamiento de la misión de los «cascos azules» estadounidenses en la península coreana y el final del embargo comercial del país norteamericano a Cuba.


«La Asamblea General, que representa la voluntad general de todos los países miembros de la ONU, debería poder supervisar las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre paz y seguridad y, especialmente, sobre la imposición de sanciones y el uso de la fuerza», planteó.