Perfilan alza de precios por sequía en EU

Hoy entra en vigor bloqueo de celulares robados o perdidos en la Ciudad de México
septiembre 1, 2012
Contraportada 26/0812
septiembre 2, 2012

El incremento exorbitante en el precio de los granos por la sequía registrada en Estados Unidos obliga a la industria láctea nacional a analizar el incremento en la cotización de la leche, mientras que los productores deciden sacrificar vacas por no contar con la capacidad económica para mantener sus establos en condiciones viables de mercado.


Raúl Riquelme Cacho, presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), declinó precisar de cuánto sería el incremento de precio, pues dependerá del aumento que definan aplicar los productores de leche, además de que evaluarán si es necesario importar este insumo para cubrir las necesidades del mercado interno.


Comentó que en los últimos tres años la industria láctea absorbió todos los incrementos observados en los costos de producción para mantener la venta de los alimentos hechos a base de leche; sin embargo, el actual escenario empezó a rebasar sus capacidades.


Los industriales ven con preocupación este proceso porque los costos de producción siguen elevándose y los productores ya no tienen capacidad para neutralizar estos incrementos, abundó.


Por su parte, Álvaro González, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, dijo que derivado de esta problemática el sector, en lo que va del año, se ha visto en la necesidad de sacrificar vacas, lo cual representó una reducción del hato lechero de 10 por ciento.


“En promedio hay 6 millones de vacas que producen leche en México”, pero la incapacidad de algunos productores para mantener la operación de sus establos ha desembocado en la desaparición de 15 mil empresarios del sector a la fecha, detalló.


González aseguró que los industriales del sector no han querido reconocer el aumento registrado en los costos de producción de los ganaderos, pues pagan a 5 pesos el litro de leche y a ellos les cuesta 6.50; “por eso la desaparición de vacas se volvió una urgencia, a pesar de que aún estén en edad de hacer leche de calidad”.


Riquelme Camacho preciso que la importación de leche y algunos quesos ha sido necesario para completar la demanda doméstica, y aunque al sector le representa un aumento de precio de 30 por ciento en estos productos, la industria no lo ha reflejado en el costo final al consumidor.


Advirtió que estarán atentos a la producción de granos en Estados Unidos y a las acciones que pueda tomar la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para evitar fuertes golpes al campo mexicano.


El líder de la Canilec sostuvo que como industriales buscarán darle mayor valor agregado a sus productos para poder mantener la atención de los consumidores y hasta donde sea posible evitar afectarlos con incremento de precios.


Información del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) indica que 11 estados producen 81 por ciento de la leche en el país, siendo Jalisco, Coahuila y Durango los que aportan la cuarta parte de este producto.


Jalisco ha mantenido el liderazgo en producción por 10 años y Quintana Roo presenta la tasa de crecimiento más dinámica con 13.1 por ciento en promedio anual


Benjamín Grayeb, candidato a presidir el Consejo Nacional Agropecuario, detalló que el alza de los precios de los granos afecta la mitad de la canasta básica, la base de la alimentación de los mexicanos


Detalló que en últimos cinco años se han incrementado hasta en 100 por ciento los precios mundiales de los granos, lo que significa un gran reto para todos los productores pecuarios.


“Se están importando cantidades grandes de alimentos; es tanta la escasez que cada día está entrando maíz, sorgo y soya, manteniendo un déficit importante”, abundó.