Hoy entra en vigor bloqueo de celulares robados o perdidos en la Ciudad de México

Banda el Recodo sufre grave accidente en Texas
septiembre 1, 2012
Perfilan alza de precios por sequía en EU
septiembre 1, 2012

Los celulares robados o extraviados serán bloqueados y no podrán usarse en México ni en otros países de América Latina, pero si se reportan

México, DF.- A partir de hoy entrará en vigor el convenio firmado por las compañías celulares que operan en la Ciudad de México para bloquear y desactivar teléfonos celulares robados o perdidos.

Esta acción, concertada por América Móvil (Telcel), Iusacell, Nextel y Telefónica – Movistar, pretende inhibir la comisión de delitos como el robo de los mismos aparatos, extorsión, chantaje y no podrán usarse en México ni en otros países de América Latina.

Cada compañía tiene sus propios protocolos para tramitar el bloqueo, pero siempre solicitarán a los usuarios el número de identidad de equipo móvil, cuyas siglas son IMEI.

El bloqueo del IMEI es diferente a sólo suspender el número telefónico o cancelar el chip. En estos casos el teléfono podrá volver a usarse mediante una acción conocida como flexeo, pero al cancelar el IMEI queda inservible.

Aquí los pasos a seguir:

Busque el IMEI en la parte posterior de su aparato telefónico, lo podrá encontrar en la parte interna de éste debajo de la pila, es un número de 15 a 18 dígitos y está identificado por las siglas IMEI.

Tenga presente en dónde tiene la factura del equipo e inclusive la caja del mismo.

Si ya no tiene la factura o el empaque, trate de recordar en dónde lo adquirió y lo dio de alta.

Anote el IMEI y guárdelo en un lugar seguro.

Al darse cuenta de que su teléfono celular ha sido robado o extraviado, levante una denuncia ante una agencia del ministerio público de su localidad.

Diríjase a un centro de atención de su compañía telefónica e informe del hecho, en ella quizá le pidan el acta ministerial que previamente levantó.

Solicite el bloqueo total tanto de la línea como del chip y sobre todo del IMEI para que su equipo no pueda ser reactivado, flexado y reutilizado en algún posible acto delictivo.

Conserve toda la documentación expedida por la autoridad y por la compañía telefónica, ésta le podrá ser de gran utilidad en el futuro.