JEREZANOS DE ANTAÑO “EDICION ESPECIAL “ EL DURAZO

JEREZANOS DE ANTAÑO Don José Otón Correa Rodríguez
agosto 29, 2012
PANTEÓN DOLORES
agosto 29, 2012

Como no recordar para esta festividad de la tostada a uno de los grandes como lo fue Armando García Pérez “El Durazo” quien siempre nos brindo aparte de sus tostadas y duritos la alegría de un saludo cada que se pasaba por aquella esquina donde estaba siempre vendiendo.
Yadira García de Santiago hija del DURAZO nos comenta que ella recuerda que el sobrenombre de EL DURAZO se lo puso su mama hace varios años andando en unas brigadas, y para comunicarse por radios ella le puso el Durazo, a lo que Armando García Pérez no estuvo al principio de acuerdo porque le recordaba al negro durazo pero la esposa le explicó que era por el famoso duro que se vendía.
Cumpliría casi 40 años trabajando en esta tradición tan decorosa porque empezó a la edad de 13 años cuando le ayudaba a su papa Nicolás García a vender en aquellos tiempos solamente el cuerito o duro como ahora se conoce; de hecho nos cuenta que la tostada surge con ellos porque Don Nicolás los mandaba a “pepito” el “porky” y el “ durazo” a vender  los duros, y de lonche les cocinaba la tortilla con aceite y en ese momento la gente empieza a preguntarse que les dieran de esta tostada, así que en ese instante se empezó con la tradición de la ya famosa tostada jerezana.
Una de las historias que su hija Yadira nos contó es que le contaba El Durazo que en una ocasión estaban golpeando  su papa a pepito y él llegaba para quitárselos, aunque con una sonrisa en el rostro nos daba a entender que pudieran ser mentiras, ya que el Durazo se caracterizaba por contar muchas historias. De la misma manera nos contó que el dia del fallecimiento un 25 de Febrero de este año  El Durazo se encontraban en casa aunque amaneció muy delicado de salud, pero que el ya no quería que le dieran nada, así que solo ella le llevó un refresco porque traía el azúcar muy abajo, así que Yadira hija de El Durazo  nos dijo que su papá al no querer medicamentos dijo: “ ya me siento bien, no quiero esa chingadera” por lo que según nos cuenta, ese mismo dia durmió para no despertar.
Nunca olvidaremos a tan famoso vendedor de tostadas y duritos, que cuando pasaban los vendedores de una compañía de refrescos siempre les gritaba el nombre de la competencia, de la misma forma que los vendedores de galletas.
Un hombre será inmortal cuando en nuestros pensamientos, nunca muera su recuerdo.