E N T O D O L O E N C O N T R A M O S

Alazanes, bayos y tordillos 03/04/2016
abril 7, 2016
Publica COBAEZ tercer número de la revista Juventud
abril 7, 2016

 

Con estos sencillos versos dedicados a mis progenitores, damos por terminado el contenido poético del libro “Tierra  Zacatecana” del que pudimos deleitar infinidad de poemas con temas diversos, gracias a la bondad de nuestro amigo  responsable de la publicación este importante periódico, a quien le agradecemos infinitamente esta maravillosa oportunidad de poder dar a conocer nuestra humilde obra. En el cierre de este maravilloso libro no podíamos dejar pasar la importante mención de quienes de cualquier forma nos hayan traído a conocer esta increíble creación llamado planeta tierra, donde los arcanos hicieron posible la aparición de esta singular especie llamada humanidad y que gracias a esa bendita llama conocida como amor que derramaron generosamente sobre estas especiales criaturas, por esta bendita causa somos afortunados de formar parte de este maravilloso proyecto que ya lo dijeron muchos poetas la vida es un asombroso sueño, que el ser humano cuando es niño no tiene conciencia de esta colosal obra, luego cuando llega a ser joven todo lo mira con indiferencia y cuando ya llega a la adultez empieza a medio comprender a qué vino a este inigualable mundo; sin embargo ya es demasiado tarde para aquilatar esa importancia, por lo tanto cuando apenas inicia a abrir sus ojos lo sorprende la muerte y todo queda circunscrito a un raudo sueño, solamente que gracias a la sagrada llama depositada en su interior por los sabios dioses, que se le conoce como el amor, el hombre puede lograr algunas dichas que le sirven para atenuar la fatigosa vereda que tiene que recorrer en su tránsito por la vida. El amor es en verdad el bálsamo que le cura de todos los duros azares sufridos en el cotidiano vivir, le atenúa las penas y los sinsabores que le causan los tropiezos ocasionados por los guijarros y las espinas , pero el amor es como una medicina mágica que nos cura de los dolores más atroces, sacándonos de los abismos más profundos para llevarnos a la cima del cielo como dice la canción. Compartamos esa llama divina para lograr más momentos de dicha. Para los estudiantes y los maestros feliz regreso a clases.   

A   MIS   PADRES

LAURO  Y  CATALINA

En agradecimiento a todo lo que
prodigaron  en mi persona y que gra-
cias al amor que los unió, mi humilde
persona pudo transitar por este grandioso
sueño llamado vida.

A ellos dedico los siguientes versos,
referentes a ese lazo invisible e indisoluble
que se engendra en la relación de pareja y
que florece con la llegada de los hijos.

Donde quiera hay amor,
en todo lo encontramos,
el aroma de una flor,
donde no lo imaginamos.

En la pupila de un niño,
en una tierna mirada,
en un sincero cariño,
en la espera de un mañana.

El amor es no mentir,
el amor es comprender,
el amor es bien vivir,
el amor noes el placer.

Se muestra en la creación,
al engendrar una vida,
al tener una ilusión,
al llorar una partida.

                   Jaime García García.