SON QUIENES CONFORTAN SOLEDADES

EN EL PRI SE GANA CON UNIDAD: TELLO
marzo 24, 2016
FESTIVAL DEL INICIO DE LA PRIMAVERA
marzo 24, 2016

Se guardan en cofre tan valioso que ni ladrón más audaz podrá violar su infalible candado porque la mente las tiene como en un sobre lacrado, en donde solamente las repasa en los benditos lapsos en que la grandiosa soledad es el escudo protector, ya que cuando se producen esos insustituibles momentos en que nos aislamos del mundanal ruido, es entonces que con la mayor parsimonia, se van desgranando tan paulatinamente que empiezan a llenarnos de sopor los sentidos; de tal modo que en forma vertiginosa las imágenes van desplazándose para regalarnos la delicia de volver a caminar nuevamente por esas inolvidables veredas, por donde algunas vez transitamos, sin soslayar las dichas o las penas que alguna vez a nuestra sufrida persona dieron alegrías o quebrantos por los cuales arribaron a nuestra efímera existencia instantes de gozo y de sufrimiento, que guardamos en los más recóndito de nuestra naturaleza humana que son punzantes aguijones como lanzas porque en cualquier instante brotan como arroyo de bronca corriente, pero grandiosas remembranzas que con su inusitada fuerza se despeñan como furiosa corriente que en su desbocado camino nos llegan como furioso remolino que en su grandiosa fuerza atesora la incalculable historia de nuestra vida y que después de su fuerza transgresora, en donde de la mente todo se borra, sentimos la delicia placentera de que luego de repasar las nítidas imágenes, queda en nuestro cuerpo la dulce sensación de haber realizado un maravilloso viaje en donde volvimos a vivir esos lindos recuerdos que nos dejan un enervante sopor de felicidad, dejamos que el raudo tren del tiempo se las lleve para luego dejarlas en los obscuros casilleros de los más recóndito de nuestro interior ser para luego volver a inundar nuestra mente de dichosas remembranzas. Continuamos con la riqueza poética del libro “Tierra Zacatecana”, publicado en 1999 bajo el cobijo de la colección Escritores jerezanos, Deseo que disfruten este bello poema que nos remite a esas cosas tan singulares como las remembranzas. Felices vacaciones y que disfruten moderadamente de nuestra feria anual. Compañero asiste a la reunión de la generación 1964-1967  y disfruta de la gran convivencia el día miércoles 23 de marzo en los altos de la pastelería Dulce Obsesión calle Suave Patria 95 D. Allí planearemos los eventos del 50 Aniversario.   

R E M E M B R A N Z A S

Guardadas en el mar de la inconsciencia
elévanse  cual ola embravecida,
notándose su férrea persistencia,
socavan los cimientos de la vida,
lo mismo que semillas en latencia
conservan la virtud ya consabida,
punzantes aguijones como lanzas…
son a nuestra mente remembranzas.

Quizá tengan amargos desencantos,
pero son más bien momentos felices,
a quienes no han cubiertos negros mantos
porque ellas son… del alma los deslices,
de los cuales quedaron los quebrantos
que nos llevan por tortuosas directrices,
por donde vamos orando alabanzas…
tratando de olvidar las remembranzas.

Furtivas nos invaden la memoria
haciendo los momentos placenteros,
sólo llega su fecha perentoria
al traspasar los minutos postreros,
y siempre resultado de una historia
que mantiene energía de pebeteros,
persisten con sus arrítmicas danzas…
ingentes y porfiadas remembranzas.

Y son quienes confortan soledades
trayendo a nuestra mente las delicias,
logrando con su elíxir y bondades
de la dicha gozar entre caricias,
allí terminan odio y vanidades:
además las humanas injusticias,
quedando olvidadas asechanzas
en el torrente de las remembranzas.

Fuente inagotable, es para el humano
donde obtiene vigor para existir,
 y que sólo designio del Arcano
con su fuerza se logran concebir,
aunque el hombre se diga soberano
no podrá con los dioses competir,
porque ya crea gigantes sus andanzas,
frontera tendrán esas remembranzas.

Un río conformarían de todas ellas,
si se pudieran sacar de las entrañas
o prenderlas en lejanas estrellas,
tendríamos las visiones más extrañas,
pero son como licor de botellas,
presas viven por causa  de querellas,
porque son engañosas aguas mansas
que saltan de repente… remembranzas.

                             Jaime García García.