Cuando la muerte a Pepe Sánchez “El Charro Zacatecano” se lo quiso llevar

CALAVERA A ATENAS NO. 5
noviembre 6, 2015
PRI DE TEPETONGO
noviembre 6, 2015

A Don Pepe el Charro                                                       En este pueblo yo nací
La muerte se le reveló                                                      Con mis padres aquí crecí
En su grandioso carro                                                       Así mi niñez feliz viví
Para Zacatecas lo llevó                                                     Y de nuevo estoy aquí

La muerte le preguntó                                                     Cuándo a caballo ella lo vio
Hacia donde le daban                                                      La muerte de él se apantalló
Para el Monte contestó                                                   Pepe sus buenas pistolas lució
Y en un suspiro llegaban.                                                Demostrando ser buen gallo

En el camino le comentó                                                 En el jardín Pepe cantaba
Que canción le cantaba                                                   Nos volvimos a encontrar
Ella sonriendo le contestó                                               En eso la huesuda pensaba
Casa de piedra solicitaba                                                Que a canal 44 lo debía llevar

Al llegar a Monte Escobedo                                            Hasta Zacatecas lo encaminó
La muerte le cuestionaba                                                Por canal de tele en vivo salió
Por qué era tanto el anhelo                                            Con sus canciones nos emocionó
Si de nada ella se admiraba                                             Pues lo bello de la vida describió

El charro se carcajeaba                                                    La muerte mucho reflexionó
De la muerte se burlaba                                                  Lo que en él contemplaba    
Frente a Frente le cantaba                                              Pues el pueblo Zacatecano
Lo que ella no se esperaba                                              A Don Pepe a gritos aclamaba
Tanto que la calaca lo perdonó  
Así pues más vida a él le otorgó.
Autor: M.A. Tomás Torres Aldana