Cotorreando 28/07/2013

RUMORES 28/07/2013
julio 29, 2013
Alazanes, bayos y tordillos 28/07/2013
julio 29, 2013

Una niña responde al teléfono:
— ¿ayoo? Shiiiii??
— Hola muñeca habla papá, ¿está mamá cerca del teléfono?
—No amamita tá adiba en da cama con tío Dobeto.
— Pero mi amor si tu no tienes ningún tío que se llame Roberto.
— Ti teno, etá a cama co amamita, me dijo no modete po un datito…
— JAAAAAAA, bien entonces quiero que hagas esto que te digo “Dejá el teléfono en la mesa, sube corriendo a la habitación de mamá, golpea la puerta y le gritas que el carro de papá está entrando en el garaje de la casa”
— Tá bien pá, peda un datito.
Unos minutos más tarde la niña vuelve al teléfono.
— Ya ta papá.
— ¿Y qué pasó hija?
— Beno, mamá neviosa, sadió e a cama nesnuda y codía adededor a cama gitando, y topezó co afombra se gopeó a cabeza co a mesita e luego quedó tidada al suelo. NO SE MEVE.
—Mierda… ¿Y que le pasó al tío Roberto?
— Saió e a cama, nesnudo tamién… Taba atutado, e tidó po a v
etana de atás a da picina, agua no taba, po te tu la sacate pa pintala. Caió co a cabeza nel fondo, y. NO SE MEVE. .
— ¿Piscina?… Perdón… ¿Eres mi hija Mariana?
— No…… tá tivocao
– ¡Qué cara tienes! ¿Pasó algo?
– Mi marido fue a comprar milanesas y lo atropelló un camión
– ¿Y ahora qué vas a hacer?
– Yo, no sé… quizás fideos…
—¡Mamá, me expulsaron de la escuela!
—¿Por qué?
—No sé, recorte de personal tal vez.
¿Qué hace una abeja en el gimnasio?
Zumba
Iban dos borrachos caminando por las vías del tren y uno le dice al otro
– ¡Que escaleras más largas!
Y el otro borracho le contesta
– No te preocupes, me parece que ahí viene el ascensor.
Los matemáticos no orinan, hacen Pi Pi.
Un hombre telefonea al periódico local para anunciar que él y su mujer han sido padres de quintillizos:
– ¿Puede repetirlo?- Le dice la telefonista.
– No, no puedo, con cinco ya tengo bastante.
Un matrimonio decide viajar a New York de vacaciones, ya que el marido hablaba inglés perfectamente. En la aduana, haciendo los tramites, el empleado le preguntaba, lógicamente en inglés.
– Buenos días señor, ¿me entrega su documentación y el de su esposa?
– Aquí las tiene, caballero.
La mujer, como no entendía nada, le pregunta.
– Mi amor, ¿qué ha dicho?
– Me ha pedido los papeles.
El empleado de la aduana vuelve a preguntar.
– ¿Tienen algo que declarar?
– No, absolutamente nada.
Nuevamente la esposa.
– ¿Que dice ahora, cariño?
– Que si llevamos algo que tengamos que declarar.
Continúa el empleado con unas preguntas.
– ¿De dónde vienen ustedes, señor?
– Somos gallegos.
Nuevamente insiste la mujer.
– Cariño, ¿qué ha dicho?
– Pregunta de dónde venimos.
El empleado entonces comenta:
– ¡Galicia! Estuve unos días allí hace tiempo. Magnifico país, estupendo clima y buenísima gastronomía, aunque tuve una experiencia un tanto negativa. Conocí a una mujer que era insoportable, no me dejaba en paz, no paraba de hablar, era lo más pesado que he conocido en mi vida, hablaba y hablaba, como una cotorra. Es la peor experiencia de mi vida.
– ¿Qué ha dicho, cielo?
– Que te conoce. . .
Un señor reconocido por sus malas artes en los negocios, contrata a un abogado para que lleve un proceso judicial.
Al tiempo ganan el proceso y el abogado llama a su cliente y le dice:
– Le cuento que triunfó la ley y la justicia.
A lo que el cliente responde:
– ¡Apele licenciado, apele!
Eso ocurre una entrevista de trabajo.
– Su curriculum es exactamente lo que buscábamos.
La señorita responde: Muchas Gracias!
– Sólo una pregunta más.
La señorita responde: Dígame
– ¿De inglés, cómo anda?
La señorita responde: Totalmente depilada!!!!