Elba Esther Gordillo ¿El fin de un Imperio…?

LAS PILAS NO DEBEN SER ARROJADAS A LA BASURA
marzo 14, 2013
ENTRADA GRATUITA A LAS MARGARITAS EL PRÓXIMO DOMINGO
marzo 14, 2013

Por: Marco Casillas

Fue mesera, maestra rural, de origen humilde, y llegó a convertirse en la mujer más poderosa del país por unos cinco sexenios. Pero la suya no es una “historia de éxito”. Se trata, sin duda, de la radiografía más ejemplar del sistema de corrupción, tranzas, complicidades, fraudes, tráfico de influencias y de poder que imperan en México. ¿Se trata del fin de un imperio? No se sabe. No aún. El asunto de la maestra apenas comienza.

Elba Esther Gordillo inició su carrera como maestra de escuela y se volvió uno de los operadores políticos más ostentosos de México, mostrando su opulencia abiertamente, tanto en su ropa y bolsas de diseñador, como en sus propiedades. Durante años, la líder sindical de 68 años de edad repelió ataques de disidentes, adversarios políticos y periodistas que la han visto como un símbolo de la corrupta política mexicana del viejo estilo.

Sus adversarios la acusaron desde hace mucho tiempo de corrupción, malversación de fondos sindicales e incluso de un asesinato, pero las fiscalías nunca presentaron un cargo en su contra, hasta el martes, cuando fue arrestada y acusada de defraudar 160 millones de dólares de fondos sindicales para pagar de todo, desde una casa en San Diego, hasta cirugías plásticas y facturas de sus compras en el centro comercial de lujo Neiman Marcus.

Gordillo fue detenida a su llegada al aeropuerto de Toluca, cerca de la ciudad de México, en vuelo privado desde San Diego. Nacida en el empobrecido estado de Chiapas, en el sur de México, Gordillo tenía apenas 15 años de edad cuando se unió al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que luego llegó a ser considerado un tipo de ejército electoral para el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual gobernó México durante 71 años.

Ella siguió el camino de la mayoría de los políticos mexicanos: escalando a través de una serie de cargos sindicales, de partido y en el gobierno. Fue senadora federal por el PRI y también tuvo un escaño en la cámara baja. Cuando una huelga de maestros disidentes llevó al entonces presidente Carlos Salinas a despedir al entonces líder del sindicato de maestros en 1989, Gordillo recibió el cargo. Entonces era vista ampliamente como una reformadora.

El puesto sindical la convirtió en una de las figuras más poderosas del PRI en un momento en que las reformas democráticas estaban comenzando a erosionar el control de poder ejercido por el partido, así como su subordinación incondicional al presidente de México.

Aun antes de que el PRI perdiera la elección presidencial de 2000 ante el candidato del Partido Acción Nacional Vicente Fox, Gordillo comenzó a cambiar sus apuestas. Ella fue la fuerza que impulsó la creación del Partido Nueva Alianza, el cual se basó en miembros del sindicato de maestros y fue alguna vez dirigido por una de sus hijas.

Gordillo participó en un grupo de discusión de alto nivel que contó con activistas sociales prominentes y adversarios del gobierno, Fox incluido. Su amistad con Fox enfureció a algunos directivos del PRI, quienes lograron evitar que se convirtiera en líder del partido en 2005. Fue expulsada del PRI un año después por apoyar a candidatos de otros partidos y por fundar Nueva Alianza. El partido, junto con la amplitud del sindicato de maestros, le dio a Gordillo un apalancamiento especial.

Debido a que es lo suficientemente grande para llevar votos de un partido grande a otro, los adversarios han negociado a cambio de recibir su respaldo. Su apoyo fue considerado crucial para dar la presidencia tanto a Fox como a Felipe Calderón, así como para bloquear a su adversario Andrés Manuel López Obrador, impidiéndole llegar a cargo público más importante de México.

Sus críticos la acusaron de acumular más de una decena de propiedades con valor de millones de dólares. El diario Reforma publicó en una ocasión un reportaje en el que analizó uno de sus atuendos, señalando que portaba un bolso de 5.500 dólares y zapatos de 1.200 dólares.

Ella ha admitido algo de su riqueza, pero diciendo que parte fue heredada y que otra parte la ganó a través de su trabajo, con un salario de unos 80.000 pesos (6.000 dólares) mensuales.

EL PODER, DESDE EL CINISMO.
Elba Esther Gordillo amasó poder político y económico desde 1989, fecha en que asumió la dirección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Su influencia fue más allá del gremio magisterial, para llegar al Congreso y a la propia Secretaría de Educación Pública.
Este es un recuento del poder político y económico que Gordillo, quien fue detenida el martes pasado, ha amasado en 24 años al frente del sindicato magisterial.
1989, el año en que llegó al frente del SNTE
2,600 millones de pesos, los recursos analizados por la PGR en la acusación contra Elba Esther Gordillo.
En 2007 fue reelecta al frente del sindicato magisterial “por tiempo indefinido”.
6.5 millones de pesos recibe cada día el SNTE por concepto de cuotas sindicales de sus agremiados, según reportó el diario Reforma.
Más de un millón y medio de docentes están afiliados al SNTE.
Más de 7,000 millones de pesos obtuvo en la reciente negociación salarial con la Secretaría de Educación Pública.
21 millones 830,000 pesos, el valor de las 59 camionetas Hummer que Elba Esther adquirió en 2008.
230,000 afiliados tiene el Partido Nueva Alianza, impulsado por Gordillo.
Mónica Arriola, hija de la lideresa, es la única senadora de Nueva Alianza en la actual legislatura.
René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo, es actualmente diputado federal por Nueva Alianza.
10 legisladores tiene la bancada de Nueva Alianza en la actual legislatura en la Cámara de Diputados.
Fernando González Sánchez, yerno de Gordillo, fungió como subsecretario de Educación Básica hasta 2011.
10,607 millones de pesos se invirtieron en el programa Habilidades Digitales para Todos, impulsado por Fernando González Sánchez.
Miguel Ángel Yunes, en su momento visto como cercano a Elba Esther, ocupó la dirección del ISSSTE.
El actual gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, visto también como cercano a Gordillo, llegó al cargo tras una alianza entre PAN, PRD, Nueva Alianza y Convergencia.
100,000 pesos, el valor de las prendas que Gordillo podía vestir en un solo día.
Chanel, Prada, Escada, Louis Vuitton, Hermés, entre las marcas preferidas de la lideresa magisterial.

EN LA CARCEL
Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República, dijo que no cree que Elba Esther Gordillo, líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, salga de la cárcel tras el pago de una fianza o por la reclasificación de los delitos.
Murillo Karam dijo que la investigación en contra de Elba Esther Gordillo está muy bien armada ya que “se trata de hacer justicia. Yo soy muy cuidadoso, puedo decir con mucha tranquilidad que el caso está bien sustentado”.
Elba Esther Gordillo Morales, lideresa del SNTE, fue detenida este martes en el aeropuerto de Toluca, Estado de México, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) obtuviera una orden de aprehensión por desvio de recursos y lavado de dinero de 2,600 millones de pesos de las cuotas del magisterio utilizadas en su beneficio, con apoyo de tres cómplices y su fallecida progenitora.
El Procurador descartó que la captura de la líder del SNTE tenga un fondo político, pues la acusación es únicamente por el desvío de fondos, “se integró la averiguación como se integran todas las averiguaciones, sin ver colores ni otro tipo de cosas”, dijo en entrevista para Noticieros Televisa.
Murillo Karam dijo que Enrique Peña Nieto, presidente de México, conoció hace casi 15 o 20 días de la investigación contra la líder magisterial, cuando el caso estaba completamente armado. ¿El fin de un imperio…? No se sabe. No aún.

Con información de CNN México, El Economista, Noticieros Televisa, Telefórmula Noticias, Proceso y ADN Político.
Comentarios : webmaster@cuevalobo.com