La Quema de Judas en Jerez.

ENTREGAN BECAS MENSUALES A INTEGRANTES DE GRUPOS DE DIFUSIÓN CULTURAL
enero 24, 2013
LE PUSIERON EL CASCABEL AL GATO
enero 24, 2013

800×600

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”,”serif”;

Por Bernardo del Hoyo Calzada.

El Sábado Santo o Sábado de Gloria en Jerez se realiza la ya tradicional Quema de Judas, y sobre el origen de esta tradición en Jerez, no se ha encontrado dato o fecha alguna que nos diga cuando se comenzó con esta tradición Jerezana. En la ciudad de Zacatecas se realizaba esta quema de Judas enfrente del Teatro Calderón allá por el año de 1940 según una revista de la época. Pero en Jerez no se encuentran datos precisos, y consultando a varios escritores, encontramos lo siguiente: El primero de ellos don Eugenio del Hoyo Cabrera en su libro titulado “Jerez el de López Velarde”, que escribió en el año de 1948 nos dice “Amanecía el Sábado de Gloria y el pueblo resucitaba sensual, ruidoso y jocundo, y la desbordada alegría se afinaba en el contraste. Frente a las tiendas, panaderías, mesones y cantinas se levantaban los “tablados” adornados con pirul y papel de china en colores “chillantes”; sobre el “tablado” se colocaba la música, el típico “tamborazo” o “alborota bueyes”, que tocaba alegres y rítmicos jarabes electrizantes. Y Judas, caricatura grotesca y malévola de alguna persona conocida, esperaba, balanceándose, la hora de la “Chamusca”.

El historiador D. Juan N. Carlos en su libro titulado “Historia del Venerable Santuario de la Soledad” publicado en Jerez en 1950 no menciona en su libro la Quema de Judas.

El profesor Samuel Correa en su libro “Jerez Historia Tradición e Inspiración Poética” 1982 nos dice: “La noche del Viernes en tendajones y cantinas, nadie duerme, están atareados todos en el arreglo de los tarangos, en donde entre ramajes de oloroso pino se han de colocar la murga o tambora que son sus alegres sones acompañara toda la mañana siguiente al judas de pólvora”. Nos sigue diciendo el Prof. Correa “Era de fama el Judas de la tienda del ciprés, lo instalaba don Zeferino pues ahí tocaba nada menos que la música del Pueblo de Susticacàn, en donde Pancho Maria, con su requinto electrizaba a los oyentes, mientras “El Salatre”, canturrea jugueteando entre sus manos los palillos del redoblante y el “diminuto” tamborero don Benigno, frenético deja caer sobre la tersa superficie de su descomunal tambora; no son de menos fama los judas de “La Fantasía”, que estaba en la calle de la fortuna; la de “La Giralda”, por la del Sol; “El Chunchunchàn”, por la del Espejo; en la de San Luis están los hermanos Barrios, apodados “Los Patoles” y todavía por la de Álamos, se encuentra don Mònico Santa Cruz, con su charanga, de muy bien ganada fama entre los filarmónicos”.

Aun así ninguno de estos escritores pone fecha precisa de esta costumbre de la Quema de Judas, que por tradición se sabe es muy antigua, pero que no sabemos desde cuando.

Por lo que parece que esta tradición se pudiera copiar de algún otro lado de la republica, ya que en varios lugares se ha realizado esta costumbre.

Existe una fotografía antigua (sin fecha) de la Quema de Judas que podría ser de principios del siglo XX, perteneciente a la colección de la Familia Inguanzo Izunza.

La Cabalgata Charra y todo lo demás con que se inició la feria de Pascua, o de Abril y hoy conocida como la Feria de Primavera de Jerez, siempre se han realizado desde mediados del siglo XIX.

Y con lo que respecta a la quema de los judas que antes se realizaba en la manera de que el jinete se paraba sobre su caballo para encender el judas y emprender la retirada, esta costumbre, estoy entendido que se prohibió por los muchos accidentes que con la multitud de personas se ocasionaban al hacer esta practica. Ahora solo se prende el judas con el jinete sentado.