EL TIEMPO parte 2

MONTE ESCOBEDO RECIBE UNIFORMES ESCOLARES Y MOBILIARIO
noviembre 21, 2012
OTRA VEZ APLAZADA LA COMPARECENCIA DE LA DIRECTORA DEL DIF
noviembre 21, 2012

Continuando con el articulo del numero pasado, según algunos diccionarios que podemos encontrar en el internet, se define, El tiempo es una magnitud física con la que mediamos la duración o separación de acontecimientos, sujetos a cambio, de los sistemas sujetos a observación; esto es, el periodo que transcurre entre el estado del sistema cuando éste presentaba un estado X y el instante en que X registra una variación perceptible para un observador.
El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un futuro y un tercer conjunto de eventos ni pasados ni futuros respecto a otro.
El tiempo es igual a una oportunidad ocasión o coyuntura de hacer algo.

Y podemos continuar buscando definiciones y seguramente encontraremos muchísimas más, desde luego que esta la posibilidad de que estemos o no de acuerdo con lo que se define sobre el tiempo puesto que aunque el tiempo es universal, no podemos definir con certeza única que es; no podemos explicar donde comenzó la corriente del tiempo ni a donde va.
El ser humano tiene plena conciencia del transcurrir del tiempo; cada tic tac del reloj da un paso más por el corredor del tiempo. Ciertamente se es sabio si usa bien su tiempo. Entonces, porque nos quejamos de la falta del tiempo…

Tal pareciera que conforme transcurre nuestro existir, vivir o estar en el espacio, perdemos nuestra esencia de ser, nuestra esencia de persona, olvidamos que somos únicos e irrepetibles, que fuimos hecho en serio, no en serie; comenzamos a darnos al otro, a los otros, primero por amor, luego por el deber seguimos por la obligación y terminamos actuando por mecanización, es decir en automático, sin darnos cuenta de lo que hacemos, nos volvemos insensibles y generalmente renegones de las cosas que nos suceden y que son parte de nuestra vida diaria. 

Siguiendo con lo anterior, si estamos solteros, nos volveríamos personas extremadamente pesimistas hacia la vida y hacia nuestro estado personal, que bueno que estamos solos, pero que pasa cuando estamos casados o nos encontramos en una relación afectiva con otra persona y con la que “compartimos” nuestra vida, nuestro “tiempo”.

Ya comentamos anteriormente, lo complicado que resulta el compartir nuestras actividades con otras personas, bien, esto se complica cuando por las condiciones de nuestros estados emocionales nos convierten en personas despersonalizadas y mas grave aun, cuando por estas mismas situaciones nos somos totalmente manejables por otros, sean quien sean.

Te pregunto ¿Cuánto tiempo dedicas a ti mismo?… Actividades como aseo personal, cuidado, apapachos, entre otras. ¿El resto del tiempo a qué o a quién se lo dedicas?… te fijas ¡Cuánto tiempo que queda libre! Date cuenta de lo poco que te dedicas a ti mismo y de lo mucho que le dedicas a otras personas u otras cosas que no son para ti. Tanto es el tiempo que tienes libre que lo compartes con tus seres queridos, ¡Imagínate! Todo lo que haces para otras personas es porque te queda tiempo disponible, libre, que lo puedes compartir, y esto es una dicha.

Solo es cuestión de cambiar el enfoque de cómo es que vemos nuestra vida para poder darnos cuenta lo valioso que tenemos en nuestras manos y bajo nuestra responsabilidad.

Saludos, bendiciones y hasta la próxima…